La receta electrónica en Baleares ha permitido en su primer año reducir un 10% la demanda de cita en Atención Primaria

Actualizado 24/02/2011 15:31:47 CET
Vicenç Thomàs.
EP

Thomàs subraya que Baleares "apuesta y profundiza" en la aplicación de las nuevas tecnologías

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Salud y Consumo, Vicens Thomàs, ha detallado este jueves que el primer año de implantación de la receta electrónica en Baleares permitió reducir un 10% de la demanda de cita a los médicos de atención primaria, aunque también se produjo un aumento del 2% en el gasto farmacéutico.

Así lo ha detallado tras participar en Madrid en el XIV Congreso Nacional de Informática en la Salud para explicar la situación de Baleares en materia de nuevas tecnologías y en I+D, un campo que a juicio de el conseller es "el que marca el futuro" del sector sanitario y en el que el Govern "apuesta y profundiza".

Sobre el análisis de la receta electrónica, Thomàs ha subrayado que la comunidad empieza "a recoger evidencias" de la implantación de las nuevas tecnologías, si bien ha subrayado que se debe hacer un seguimiento más rápido para evaluar si está justificado este tipo de aplicaciones.

En este sentido, el conseller ha señalado que se debe ponderar el leve aumento del gasto farmacéutico durante el primer año de aplicación de la receta electrónica con el ahorro que conlleva la bajada de demanda de citación en la Atención Primaria y servicios de enfermería.

Además, también se ha referido a otro campo como es un proyecto de telerehabilitación a distancia para pacientes a los que se le ha implantado una prótesis de rodilla, cuyos resultados revelan que se consiguen resultados clínicos "iguales" con la "evidente" disminución del gasto al prescindir del desplazamiento hospitalario.

LÍNEA ESTRATÉGICA

En consideraciones generales, el conseller de Salud ha explicado que desde el año 2002 se viene ejecutando una estrategia de implantación de nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), que ha permitido avanzar en campos como la mencionada receta electrónica, la historia de salud digital o las medidas de telemedicina, que suponen un valor añadido en Baleares por el carácter insular del archipiélago.

"En sanidad llevamos una línea en innovación que hay que mantener, evidentemente la crisis ha hecho redimensionar el gasto, pero tenemos este campo como un proyecto estratégico. Estamos en un momento en el que la innovación no se puede contemplar si no es con aplicaciones en TICs", ha apostillado Thomàs.

Por otro lado, también ha incidido en la necesidad de lograr en España una mayor inversión privada en el campo de la innovación y desarrollo en ámbito sanitario, con el fin de lograr llegar a un volumen del 70% tal y como se da en algunos países.