Publicado 14/06/2021 15:05CET

Salud destina 1,6 millones para los servicios del Hotel Melià Bellver para afectados por la COVID

Archivo - Reunión del Consell de Govern.
Archivo - Reunión del Consell de Govern. - CAIB - Archivo

PALMA, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Consell de Govern ha dado su aprobación este lunes a la contratación de emergencia correspondiente a la Gerencia de los Servicios Centrales, a cargo del Servicio de Salud de Baleares, por el importe total de 2.189.298 euros.

Concretamente, se han contratado los servicios de alojamiento y servicios complementarios del Hotel Melià Bellver (Palma) destinados a visitantes afectados por la COVID-19 asintomáticos o con sintomatología leve sin residencia en Mallorca, así como a contactos estrechos de personas afectadas, a efectos de mantenerlos en aislamiento.

Estos servicios son para el periodo comprendido entre el 31 de mayo y el 30 de octubre de 2021, prorrogable, con la empresa Melià Hotels International, SA, por el importe fijo de 1.673.551 euros, con el IVA incluido, más los suministros de agua, electricidad y gas.

Los servicios de mantenimiento técnico, el sistema informático de gestión de usuarios alojados, la recepción, el suministro de camas, las cámaras de cocina, los trenes de lavado, la cesión de carros de limpieza y de ropa sucia y la cesión de uso de televisores y teléfonos de las habitaciones corren a cuenta de la empresa explotadora.

Asimismo, se ha contratado el servicio de asistencia sanitaria a pacientes afectados por el virus SARS-CoV-2 derivados por el Servicio de Salud al Hospital San Juan de Dios de Palma, durante los meses de abril y mayo de 2021, por el importe de 515.747 euros.

SUMINISTRO DE IMPLANTES ESCLERALES

Por otra parte, el Consell de Govern también ha autorizado la tramitación de un acuerdo marco para la contratación del suministro de implantes esclerales y de hialuronato para los centros dependientes del Servicio de Salud, por valor de 762.291 euros. Este contrato tiene una vigencia de 12 meses, prorrogable por un período máximo de 36 meses.

Actualmente, el desprendimiento de retina es uno de los motivos principales por los que los pacientes van a los servicios de urgencias oftalmológicas. Desde el Govern han recordado que si no se actúa cuanto antes, el paciente puede, incluso, perder la visión. Debido a esto, es necesario disponer de diferente material implantable, para que los oftalmólogos de los centros hospitalarios puedan emplearlo cuando sea necesario.

Por otra parte, hay otras patologías, como el aumento de la presión intraocular, el síndrome del ojo seco, la queratoconjuntivitis seca y la obstrucción del conducto lagrimal, que también requieren material implantable, de diferentes características y medidas, para que los pacientes de los centros dependientes del Servicio de Salud puedan ser tratados.

Para leer más