Actualizado 30/04/2012 21:46 CET

El Sindicato Médico cree que el Govern debería haber adoptado medidas que afectasen a los partidos políticos

Cree que las medidas del plan de ajuste repercutirán en la calidad asistencial

PALMA DE MALLORCA, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato Médico de Baleares ha considerado que el Govern debería haber "priorizado la sanidad por encima de todo" y haber adoptado otras medidas en lugar de las hechas públicas este lunes, como las que afectasen a las subvenciones que reciben los partidos políticos o las empresas públicas.

El vicepresidente del sindicato, Miguel Lázaro, en declaraciones a la prensa tras una reunión de la Mesa de negociación de los empleados públicos, ha considerado que, con estas medidas, el Govern ha llevado a cabo un "agravio" al colectivo médico, lo que ha opinado que redundará tanto en la calidad asistencial, como en las listas de espera.

Por otra parte, ha mostrado su "preocupación" ante el cierre de los dos hospitales porque desconoce qué pasará con las plantillas de estos centros. En este sentido, ha indicado que la "asignatura pendiente" de la comunidad es el ámbito sociosanitario, y ha considerado que éste debería centralizarse en Son Dureta.

Lázaro ha destacado su "indignación y tristeza" al conocer el Plan para el Equilibrio de la comunidad y ha censurado que 1.800 médicos de las islas vayan a tener que "pagar más que el resto", lo que representa un "agravio comparativo".

En relación a las cifras aportadas por los sindicatos que han abandonado la reunión y que estiman en 2.000 los ceses de interinos que se podrían producir en sanidad, Lázaro ha dicho desconocer cómo han calculado este dato, si bien ha reconocido que habrá interinos "que se vayan a la calle".

Palma ja és una ciutat 30