Publicado 23/11/2022 13:36

Soberanía Alimentaria imparte la primera formación para grandes superficies sobre el uso de los nombres geográficos

Una especialista  impartiendo la formación a las grandes superficies.
Una especialista impartiendo la formación a las grandes superficies. - GOIB


PALMA, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

La dirección general de Soberanía Alimentaria ha impartido este miércoles la primera jornada de formación para superficies que operan en Baleares sobre el uso de los nombres geográficos en la comercialización de alimentos.

En una nota de prensa, la Conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación ha detallado este miércoles que el objetivo es informar a las grandes superficies sobre los "grandes beneficios" de utilizar bien los nombres geográficos. El primer supermercado en ofrecerse a recibir esta formación ha sido la cadena Lidl.

"Queremos dar a conocer las grandes ventajas de utilizar bien estos nombres geográficos, para el sector primario y agroalimentario, el territorio y la sociedad. Además, les proporciona más herramientas también para trabajar mejor con los proveedores", ha destacado el director general de Soberanía Alimentaria, Aram Ortega.

Por su parte, el responsable de Lidl en Baleares, Bartomeu Picornell, ha valorado la formación porque "aporta un gran valor añadido formativo a su plantilla, para acercar todavía más el producto local a la clientela". Además, ha remarcado que la apuesta por el producto local y los productores locales de las Islas es vital por "una cuestión de sostenibilidad medioambiental, social y económica".

PRODUCTOS CON DENOMINACIONES DE ORIGEN PROTEGIDAS

La formación, realizada por la técnica del Servicio de Calidad Agroalimentaria de Baleares (IQUA), de Jerònima Trobat, y el jefe del servicio, Miquel Àngel Frau, ha dado herramientas de aprendizaje para poder reconocer los productos con Denominaciones de Origen Protegidas (DOP) e Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP), sus sistemas de identificación y las obligaciones que implica comercializarlos, además de dar claves jurídicas sobre el uso de nombres geográficos o de islas en los productos.

En su intervención, Frau ha analizado los datos extraídos de encuestas y ha asegurado que el perfil de los consumidores que están dispuestos a pagar más por los productos locales son mayores de 46 años, residen en la 'part forana' y viven solas. Por ello, ha alertado del posible "envejecimiento progresivo" de este tipo de cliente "si hay desconocimiento por parte de los jóvenes".

En este sentido, el jefe de IQUA ha pedido que, desde el marketing y la publicidad de las grandes superficies comerciales y de las instituciones públicas, se ponga más énfasis en el producto local y las marcas de calidad de Baleares. "Los consumidores tienen mayor confianza en los productos de aquí y están dispuestos a pagar más. El problema es que hoy en día el mercado es todavía muy confuso", ha destacado.

Además, se han analizado diferentes sentencias judiciales sobre productos con nombres geográficos locales, nacionales e internacionales, y se han tratado las claves para evitar el fraude alimentario y hacer que la clientela pueda diferenciar fácilmente las marcas de calidad, "para que no sean tan vulnerables ante imitaciones o posibles confusiones a la hora de comprar".

Contador