Publicado 17/12/2021 12:58CET

Un total de 60 efectivos de la Comandancia General de Baleares se incorporan a la Central de Coordinación COVID

Efectivos de la Comandancia General de Baleares, en la Central de Coordinación COVID.
Efectivos de la Comandancia General de Baleares, en la Central de Coordinación COVID. - CAIB

PALMA, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un total de 60 efectivos de la Comandancia General de Baleares se incorporan este viernes a la Central de Coordinación COVID-19 (CC-COVID-19) para apoyar en las tareas de rastreo y seguimiento de contactos.

Con la incorporación de estos efectivos --que se distribuirán en tres turnos diferentes--, la CC-COVID-19 y las UVAC dispondrán de 351 rastreadores: 90 militares y 261 trabajadores del Servicio de Salud.

Salud ha agradecido la colaboración con el Ejército, puesto que su labor acelera las tareas de búsqueda y rastreo de posibles casos para incrementar la prevención y evitar que los contagios aumenten.

Actualmente, las Islas tienen una incidencia acumulada a 14 días de 570,5 casos por cada 100.000 habitantes.

Desde Salud han destacado que la CC-COVID-19 "ha sido crucial" para luchar contra la pandemia, frenar la incidencia de la enfermedad en cada una de las olas, así como hacer el seguimiento de los casos y garantizar el aislamiento de los contactos estrechos.

Los efectivos del Ejército llegaron por primera vez el 11 de septiembre de 2020 y trabajaron durante 14 meses --en la llamada operación 'Misión Baluarte'-- en la CC-COVID-19 rastreando casos positivos y dando apoyo al equipo de rastreadores del Servicio de Salud.

El apoyo militar ha variado según la incidencia y el aumento de casos. Durante los meses de diciembre de 2020 y enero, febrero, julio y agosto de 2021 se activaron militares adicionales, hasta llegar a un máximo de 130 militares participando en la misión. En aquellos momentos de incidencia alta llegaron a trabajar 421 rastreadores en la CC-COVID-19: 130 militares y 291 trabajadores del Servicio de Salud.

Para leer más