1 de junio de 2020
 
Publicado 23/04/2020 10:41:20 +02:00CET

Vianants en Lluita de Baleares y Andando piden ampliación de aceras ante la crisis del COVID-19

Gente paseando
Gente paseando - EUROPA PRESS - Archivo

Las entidades reclaman un aumento de los espacios peatonales para garantizar la seguridad desde el punto de vista vial y de contagios

PALMA DE MALLORCA, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

La coordinadora estatal Andando y Vianants en Lluita de Baleares han pedido este jueves la ampliación de aceras y espacios peatonales para garantizar que los desplazamientos a pie sean seguros desde el punto de vista de la seguridad vial y de los contagios, ante la crisis del coronavirus.

"La pandemia plantea también la urgencia social que tiene nuestra ciudad de cumplir la legislación de accesibilidad, que obliga a que las aceras tengan unas anchuras adecuadas que, desgraciadamente no se cumplen en muchas calles", han asegurado las entidades en un comunicado conjunto.

En este sentido, han propuesto que estas medidas vayan acompañadas de otras dirigidas a la movilidad ciclista con una apuesta por el calmado del tráfico y la movilidad peatonal, para que caminar sea el modo habitual de realizar los desplazamientos no solo de corta distancia o de barrio, sino de media distancia o entre distritos.

ANCHURA MÍNIMA DE TRES METROS EN LAS ACERAS

Las entidades han explicado que para reducir el riesgo de contagio "es imprescindible contar con aceras anchas, que permitan guardar una distancia de seguridad adecuada". Según han señalado, las autoridades sanitarias recomiendan entre 1,5 y 2 metros de separación y teniendo en cuenta que una persona requiere un espacio de entre 0,7 y 0,8 metros para caminar, la anchura mínima para garantizar la seguridad de las aceras debería ser de 3 metros.

Asimismo, han añadido que ante la emergencia sanitaria se debería autorizar el uso de la calzada por las personas que caminan en determinadas calles, sobre todo allí donde no se puede garantizar de otra forma la distancia de seguridad en las aceras.

"La administración local puede y debe anticiparse a la mayor demanda peatonal que se producirá en cuanto se comience a levantar de forma escalonada el confinamiento, aplicando medidas provisionales que garanticen la seguridad, tanto vial como vírica".

Como posibles medidas que se han aplicado en otras ciudades, las entidades han destacado 'Ciudad 30', para desincentivar el aumento de la velocidad, el establecimiento de zonas de prioridad peatonal, la ampliación temporal o definitiva de aceras y realizar campañas a favor de los desplazamientos activos en sustitución del automóvil.

Por último, han añadido que conviene revertir el cierre "indiscriminado" de las zonas verdes y espacios libres de la ciudad con el fin de aumentar la oferta de espacios urbanos y la distancia de seguridad de las personas que caminan.

Para leer más