¿Por qué se acude al Muro de las Lamentaciones en la Pascua Judía?

Actualizado 28/03/2018 14:50:51 CET
Muro de las lamentaciones
EUROPA PRESS
 

MADRID, 25 DE ABRIL (EDIZIONES)

La Pascua judía o Pésaj, que se celebra entre el 30 de marzo y el 7 de abril, es una de las festividades más importantes del judaísmo y celebra la liberación del pueblo judío de la esclavitud de Egipto y, por tanto, el nacimiento del pueblo judío como un pueblo libre. Es una de las tres fiestas de peregrinaje (Shalos Regalim) al Templo.

Antiguamente, cuando llegaba la Pascua y aún existía el Templo de Jerusalén, se acostumbraba a peregrinar hasta este para hacer oración y conmemorar la salida de Egipto. Esta es la razón por la que los fieles acuden al Muro de las Lamentaciones, ya que es el más importante vestigio del Segundo Templo de Jerusalén, destruido en el año 70 por las legiones romanas a las órdenes del César Tito.

Uno de los actos que se llevan a cabo en el Muro de las Lamentaciones es la 'bendición de los cohanim', la bendición de los sacerdotes, que rememora el trabajo de los antiguos sacerdotes y los sacrificios que estos hacían durante la Pascua.

Un cohen (sacerdote) es un descendiente varón directo de Aaron, primer sacerdote del pueblo judío. El estatus de cohen lo otorgó Dios directamente a Aarón y a sus descendientes varones como un oficio eterno. Estos sacerdotes se ocupaban de diversos trabajos dentro del Templo, como los sacrificios y las bendiciones sacerdotales.

Muro lamentaciones

Centenares de descendientes de la casa sacerdotal judía acuden al muro con un manto ritual blanco a recitar la tradicional bendición, mientras que los fieles situados detrás repiten las palabras que estos pronuncian. Decenas de miles de personas peregrinan hasta el Muro de las Lamentaciones para recibir esta bendición:

   Adona-i te bendiga y te guarde,

   Adona-i haga resplandecer su rostro sobre ti y tenga de ti misericordia;

   Adona-i alce sobre ti su rostro y ponga en ti paz.

   Y pondrán mi nombre sobre los hijos de Israel y yo los bendeciré.