Publicado 10/01/2022 11:51CET

Acusan al ministro de Medioambiente de Perú de usar su cartera como agencia para contratar a militantes de Perú Libre

Archivo - Imagen del Congreso de Perú (archivo).
Archivo - Imagen del Congreso de Perú (archivo). - Gian Masko/dpa - Archivo

MADRID, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Medioambiente de Perú, Rubén Ramírez Mateo, estaría beneficiando a militantes del oficialista Perú Libre con puestos de relevancia dentro del Ministerio a pesar de que no cumplirían con los requisitos para ocupar los cargos.

El Ministerio se habría convertido en una suerte de agencia de contratación dentro de las filas de Perú Libre, según una investigación de la cadena de televisión peruana Latina, en la que se señala cómo varios de los beneficiados lograron ser contratados tras haber sido rechazados en un primer momento.

Es por ello que habría dejado el cargo el pasado 15 de diciembre el que fuera director de Recursos Humanos del ministerio, Juan Carlos Castro Pinto, quien le hizo llegar al ministro Ramírez una carta de renuncia en la que subrayaba que no había cedido ante las "presiones" para tener en cuenta a estas personas.

Entre los supuestos beneficiados estaría el abogado de Perú Libre, Jaime Quispialaya Armas, quien tras ser evaluado y rechazado para tres puestos distintos a lo largo de agosto de 2021, ya en diciembre, con Castro Pinto fuera del ministerio, se aprueba su designación como secretario general del Medioambiente con un sueldo mensual de 25.000 soles (5.600 euros).

Quien también se habría beneficiado debido a su relación con Perú Libre es el militante Carlos Pimentel Silva, quien a pesar de haber sido acusado en 2019 de falsificar documentación para poder ocupar un cargo en el Ayuntamiento de Huancayo y ser rechazado en varias ocasiones para ocupar otros puestos en Medioambiente, finalmente y tras tres intentos fue contratado como director general de economía y financiamiento ambiental, con un sueldo de 20.500 soles (4.600 euros).

Sus casos no son los únicos, puesto que la dirigente de las juventudes de Perú Libre, Natalia Jiménez, también habría obtenido su puesto como consultora en la Presidencia del Consejo de Ministros por la intervención del ministro Ramírez, tras varios intentos fallidos por colocarla dentro de su cartera.

Las supuestas presiones de Ramírez también habrían logrado que la químico farmacéutica Rocío Santibañez, miembro del equipo técnico de Perú Libre en campaña, lograra tras dos intentos previos sin éxito ser elegida como directora de control de contaminación de sustancias químicas.

Contador

Para leer más