Afganistán.- Ban acoge con buenos ojos la próxima liberación de los 19 surcoreanos secuestrados por los talibán

Actualizado 29/08/2007 1:26:23 CET

NUEVA YORK, 28 Ago. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la ONU, el surcoreano Ban Ki Moon, acogió hoy con buenos ojos la liberación, en un futuro cercano, de los 19 voluntarios cristianos surcoreanos que todavía permanecen secuestrados por los talibán en Afganistán.

Así lo manifestó en una rueda de prensa, en la que mostró su "alivio" tras conocer la noticia de que los milicianos talibán han alcanzado un acuerdo con el Ejecutivo de Seúl para poner en libertad a los misioneros surcoreanos, en cautiverio desde hace más de un mes.

Tras reconocer "la difícil experiencia" que han tenido que afrontar los rehenes, el titular de Naciones Unidas confió en que éstos sean entregados lo antes posible a las autoridades afganas para que éstas puedan garantizar su protección y su regreso a Corea del Sur.

Como parte del acuerdo, Seúl se ha comprometido a retirar de Afganistán a su contingente de 200 hombres antes de finales de año, al tiempo que prohibirá a los misioneros cristianos surcoreanos de viajar a este país del sureste asiático.

Ban instó al Ejecutivo de Kabul y a la misión destinada de la ONU en el país a aumentar sus esfuerzos para lograr la liberación de los rehenes cuanto antes.

El pasado 19 de julio, una delegación de 23 misioneros cristianos surcoreanos fue secuestrada en la provincia de Ghazni, procedente de Kabul mientras se dirigía a Kandahar. En las primeras semanas del secuestro, los talibán ejecutaron a dos integrantes del grupo, incluido el líder del mismo, mientras que el pasado 13 de agosto accedieron a liberar a dos de las mujeres cooperantes secuestradas que ya han regresado a Corea del Sur.

Inicialmente, los talibán habían pedido a cambio de la puesta en libertad de los rehenes surcoreanos que se liberara al mismo número de sus combatientes encarcelados, algo a lo que el Gobierno del presidente afgano, Hamid Karzai, se negó desde el primer momento.