Afganistán.- El embajador de la ONU en Afganistán apoya la propuesta socialdemócrata de dialogar con los talibán

Actualizado 13/04/2007 21:06:48 CET

BERLÍN, 13 Abr. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Clara U. Molina) -

El jefe de la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA), Tom Koenigs, apoyó hoy la propuesta del líder socialdemócrata alemán Kurt Beck de invitar a la mesa de diálogo a los talibán.

"Si hay posibilidades de lograr la paz, entonces debemos hablar con todas las partes" afirmó el enviado de la ONU a territorio afgano al periódico alemán 'Berliner Zeitung'. Las Naciones Unidas ya facilitaron semejantes negociaciones con el fin de solucionar conflictos políticos sin violencia, recuerdó el diario online 'Netzeitung'.

Koenigs se expresó así a favor de la propuesta lanzada por Beck tras su visita a Kabul a principios de abril. Durante su estancia allí el socialdemócrata se reunió con el presidente Hamid Karzai. "Hay nuevas señales que apuntan a la posibilidad de celebrar una nueva conferencia" destacó el político.

"Sin embargo, en última instancia, la reconciliación ha de venir de los propios afganos" matizó también el máximo respresentante de Naciones Unidas en territorio afgano.

Por otra parte, el representante especial se resistió a situar en contradicción la actuación militar de la OTAN -ISAF- en las tareas de reconstrucción civil. "Si la seguridad para el desarrollo no puede ser garantizada, entonces no queda ninguna otra elección al Gobierno y a la ley que hacerse valer a través de las fuerzas militares".

La propuesta de Kurt Beck (SPD) de invitar al diálogo a los talibanes frente al apoyo de los verdes, recibió de los cristiano-demócratas fuertes críticas. Beck abogó por invitar a una nueva edición de la Conferencia Internacional de Afganistán a los extremistas islámicos talibán. Sin embargo, por parte de los cristianodemócratas hubo duras críticas.

Invitar a los "radicales islamistas" a la mesa de diálogo "supondría valorar internacionalmente a los talibán, además de deteriorar el electo Gobierno de Hamid Karsai" apuntó el experto en política exterior de los democristianos y social-cristianos (CDU/CSU) Eckart von Klaeden. "La propuesta no ha sido particularmente ponderada" afirmó el político.

Muy al contrario, la fracción de los verdes, así como el propio partido de Beck, recibieron la propuesta del socialdemócrata con buena acogida. La proposición "merece una reflexión" apuntó el socialdemócrata experto en política exterior Gert Weisskirchen.

"La idea de una Conferencia tan solo tiene sentido si todas las partes del conflicto están presentes" apuntó el especializado en temas de exteriores Jürgen Trittin de los verdes en referencia a la celebración de una nueva edición de la Conferencia Internacional de Afganistán.

El cima del debate se vio aún más encendido dado que la propuesta de Beck se hizo pública pocas horas después de que se diera a conocer el segundo vídeo de los dos alemanes secuestrados en Irak. Al respecto, el grupo extremista que los tiene presos anunció una prolongación del plazo, en otros diez días, para que Alemania procediera a la retirada de sus 3.000 soldados en tierras afganas a cambio de la vida de los dos alemanes. Tal segundo plazo expiraba hoy.

POLÉMICA POR EL ENVÍO DE 'TORNADOS'

A principios de mes, el Parlamento alemán aprobó el envío de seis naves Tornado a Afganistán. Finalmente partieron hacia tierras afganas cuatro aviones más respecto al número anunciado debido a que era posible que no todas las naves sobrevivieran técnicamente al viaje. Finalmente las naves pasaron el 9 de abril a estar bajo el mando de la OTAN.

Según el discurso oficial el papel de tal misión se reduce al reconocimiento de la zona y cuya información obtenida será para uso de las tropas americanas de la operación 'Libertad Duradera' con el fin de detectar objetivos a atacar entre los talibán, según viene apuntando la prensa alemana.

Durante la Pascua, las tradicionales manifestaciones en Alemania por la paz en tales fechas se vieron este año especialmente marcadas por la protesta social de miles de alemanes y alemanas contra la intervención militar de su Gobierno en el extranjero. Según la organización alemana en red Cooperativa por la Paz las marchas pacifistas de Pascua contra la guerra y el armamento se sucedieron desde el pasado Jueves de Pascua. En total, según los organizadores, se reunieron alrededor de 10.000 personas, según el rotativo alemán 'Die Zeit'.