Actualizado 24/07/2007 12:14 CET

Afganistán.- Mueren más de 75 miliciandos en distintos enfrentamientos en Afganistán

KANDAHAR (AFGANISTÁN) 24 (EP/AP)

Más de 75 presuntos milicianos talibán murieron hoy en tres enfrentamientos distintos con las tropas afganas y de la coalición liderada por Estados Unidos en el sur de Afganistán, según fuentes oficiales.

En un comunicado de la coalición se informó de que varios insurgentes prepopararon una emboscada contra las tropas afganas en la provincia de Helmand (en el sur) antes de que las fuerzas aéreas lanzasen un ataque contra tres bastiones de los milicianos que la llevaron a cabo. "La patrulla del Ejército Nacional Afgano mató a decenas de combatientes con pequeñas armas de precisión, fuego de mortero y ataques aéreos", indica el comunicado. No hubo ninguna baja entre las tropas afganas ni de la coalición.

La coalición también anunció la muerte de cerca de 50 talibán en un enfrentamiento distinto en la misma provincia, mientras que en la provincia de Uruzgán, los milicianos se enfrentaron a la Policía bloqueando la carretera que une Uruzgán y la provincia de Kandahar y murieron unos 26 insurgentes y dos policías en los tres días que han dirado los combates en la zona, según informó el subjefe de la Policía de carreteras de la provincia de Uruzgán, Wali Jan. Las tropas del Ejército y de la coalición se unieron hoy a la Policía y abrieron la carretera al tráfico de civiles, añadió Jan.

En la provincia de Kandahar, el ministro de Defensa comentó que creen que otros 13 presuntos milicianos resultaron muertos en el distrito de Arghandab. Todos los enfrentamientos tuvieron lugar en zonas remotas y peligrosas de Afganistán por lo que las cifras dadas por el Gobierno no pueden ser confirmadas.

En otro brote de violencia, una explosión en una carretera se cobró la vida de cuatro soldados estadounidenses en la provincia de Paktika (este de Afganistán), según anunció el gobernador de la provincia, Mohammad Ekram Akhpelwak. Por otro lado, Noruega comunicó ayer que uno de sus soldados resultó muerto en la provincia de Logar, y la OTAN declaró que fallecieron otros seis soldados en el sur del país aunque no especificó la nacionalidad de los mismos.

Estas nuevas muertes elevan a 114 el número de soldados occidentales que han perdido la vida en Afganistán este año. La violencia en Afganistán se ha disparado en los últimos dos meses y más de 3.500 personas, en su mayoría milicianos, han muerto en situaciones relacionadas con la insurgencia durante este año.