Actualizado 08/01/2007 19:00 CET

Afganistán.- La ONU pide a Pakistán y los países vecinos de Afganistán no den cobijo a los talibán

KABUL, 8 Ene. (EP/AP) -

Pakistán y otros países vecinos de Afganistán deben negar cobijo a los talibán y a otros militantes para permitir que este país tenga una oportunidad de reconstruirse tras más de un cuarto de siglo de guerra, según reclamó hoy el 'número dos' de la Misión de Asistencia de la ONU para Afganistán (ISAF), Chris Alexander.

Algunos de los factores que impulsan la insurgencia talibán, que que el año pasado dejó unos 4.000 muertos, no han sido abordados, denunció Alexander. "Las instituciones dentro de Afganistán todavía son débiles y tanto dentro como fuera de Afganistán hay santuarios y apoyo para los insurgentes", indicó.

La mayoría de los 142 dirigentes talibán identificados e incluidos en la lista de sanciones de la ONU desde 1999 siguen estando en activo y "continúan organizando, planeando y perpetrando actividades terroristas en este país y en esta región", afirmó Alexander.

Algunos de esos dirigentes "estuvieron en Pakistán durante una parte de 2006", explicó, sin dar más detalles. El entrenamiento y equipación de las fuerzas de seguridad afganas es una de las "claves del éxito" en proporcionar una mejor seguridad en 2007, opinó Alexander.

"Abordar esta insurgencia requerirá no sólo un esfuerzo militar (...) sino también un enfoque más fuerte sobre desarrollo, sobre mejor gobernanza, sobre diplomacia regional, y tratar con el problema complejo que plantea la industria del narcotráfico en este país", afirmó Alexander.

"Incluso si estos peligros, estos retos, continúan con nosotros en 2007, existe una firme determinación por parte de la ONU y todos los socios de Afganistán por buscar una solución", concluyó.