Publicado 16/09/2015 22:21CET

AI denuncia la separación de varias familias durante los enfrentamientos en la frontera húngara

La Policía húngara llanza agua a los refuxaos.
EUROPA PRESS

MADRID, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

Amnistía Internacional ha denunciado este miércoles que varias familias han sido separadas durante los enfrentamientos que se han desatado en la frontera entre Hungría y Serbia cuando los refugiados han intentado entrar por la fuerza en territorio húngaro.

"Al menos nueve personas, incluidos cuatro niños, han sido separadas de sus familias por la Policía húngara cuando los inmigrantes han traspasado la valla fronteriza en Röszke", ha dicho la ONG, alertando de que "se desconoce su paradero actual".

AI ha explicado que el intento de los refugiados de alcanzar Hungría ha provocado una situación caótica. La Policía ha usado spray pimienta para frenar a los inmigrantes, que han seguido corriendo mientras varias personas, sobre todo mujeres y niños, quedaban tendidas en el suelo.

Varios testigos han asegurado que la Policía ha cogido a una madre y a su hijo y se los ha llevado. "Me han quitado a mi hijo mientras lo sujetaba y desde entonces estamos separados", ha contado uno de los refugiados.

Además, AI ha visto cómo la Policía húngara se ha acercado a un padre de dos niños de seis y ocho años que estaba pidiendo ayuda, le ha empujado y le ha golpeado en la espalda con una porra. También ha agredido a un trabajador de Naciones Unidas.

La organización humanitaria ha exigido la reunificación inmediata de las familias. "No solo han experimentado un traumático viaje hasta la frontera y han sufrido el uso de la fuerza por parte de la Policía, ahora estos niños han perdido la seguridad que da estar con sus padres", ha lamentado Tirana Hassan, directora de la Respuesta de Crisis de AI.