Airbnb da marcha atrás y vuelve a incluir alojamientos en los asentamientos judíos de Cisjordania

Asentamiento israelí de Maale Adumim, en Cisjordania
AMMAR AWAD/REUTERS - Archivo
Publicado 17/12/2018 19:43:01CET

MADRID, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

La empresa de alquiler de alojamientos Airbnb ha anunciado este lunes que da marcha atrás a la medida por la que retiraba de sus bases de datos los alojamientos en los asentamientos judíos de Cisjordania, consideradas colonias ilegales desde el punto de vista del Derecho Internacional.

El anuncio, recogido por el portal de noticias estadounidense Axios, es el resultado de las negociaciones mantenidas entre el vicepresidente de Airbnb, Chris Lenehan, y el ministro de Turismo israelí, Yariv Levin. Lenehan encabezaba una delegación de la empresa que viajó este lunes en secreto a Israel.

La medida, anunciada el pasado 19 de noviembre, afectaba a 200 apartamentos y casas en alquiler de las colonias de Cisjordania y provocó agrias críticas por parte del Gobierno israelí y de las organizaciones sionistas de Estados Unidos.

Fuentes israelíes han señalado que las negociaciones fueron muy difíciles y que Levin fue duro con Lenehan. La reunión terminó sin acuerdo, pero en llamadas telefóncias posteriores se pactó un texto para la declaración conjunta, explica Axios.

El comunicado difundido por Airbnb es el siguiente: "La nueva política (relativa a los asentamientos) no va a ser aplicada. Airbnb seguirá negociando al respecto con el Gobierno israelí".

Cisjordania --incluida Jerusalén Este--, la Franja de Gaza --de la que Israel se retiró en 2005-- y los Altos del Golán fueron ocupados militarmente por Israel en la guerra de 1967, por lo que la construcción de asentamientos y la colonización de estos territorios supone un crimen de guerra desde el punto de vista del Derecho Internacional.

En Cisjordania viven unos 531.000 colonos judíos, según datos de 2012, parte en colonias consideradas legales por Israel y parte en asentamientos considerados ilegales incluso por el Gobierno israelí. Las cifras actuales podrían ser superiores.