Publicado 13/07/2020 15:56:11 +02:00CET

El alcalde de Estambul dice apoyar la reconversión de Santa Sofía en mezquita si "eso enriquece a Turquía"

Emrem Imamoglu, alcalde de Estambul
Emrem Imamoglu, alcalde de Estambul - TWITTER - Archivo

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de la ciudad turca de Estambul, Ekrem Imamoglu, ha expresado este lunes que apoya la reconversión de Santa Sofía en mezquita si "eso enriquece moral y materialmente" a Turquía, según informaciones del diario 'Hurriyet'.

El edil del opositor Partido Republicano del Pueblo (CHP), que ha recibido críticas por no haberse pronunciado sobre la decisión de volver a convertir en mezquita la antigua basílica, ha manifestado que, aunque "siempre piensa en Santa Sofía como mezquita", acoge la decisión siempre y cuando ésta "ayude a solventar los problemas de desempleo que atraviesa el país e impulse su reputación a nivel internacional".

"Siempre pienso en Santa Sofía como una mezquita. Para mí lo ha sido siempre desde 1.453. Algunos canales, que se autodenominan conservadores, han señalado que las primeras oraciones tendrán lugar en Santa Sofía el 24 de julio, pero los creyentes han acudido cinco veces al día a Santa Sofía durante los últimos 30 años", ha afirmado.

Para Imamoglu es mala idea analizar la decisión como una cuestión "entre el bien y el mal". En vez de eso, ha subrayado la importancia de preguntarse "qué ha cambiado en el último año, cuando se decía que la reconversión podría traer consecuencias y se podría pagar un alto precio". Así ha hecho referencia a las palabras del presidente, Recep Tayyip Erdogan, durante las elecciones locales celebradas en marzo de 2019.

La semana pasada, el Consejo de Estado anuló el decreto de 1934 que secularizó uno de los principales emblemas de Estambul y permitió así revocar finalmente la condición de museo de la antigua basílica, una de las joyas mundiales del arte bizantino.

La condición de museo fue dada por el expresidente turco y fundador de la República, Mustafá Kemal Ataturk, hace ya 86 años. Tal y como ha resaltado el Consejo de Estado, el Gobierno no tenía entonces poderes para cambiar el estatus religioso de la antigua basílica y secularizarla.

Para leer más