Publicado 01/05/2015 20:53CET

La alcaldesa de Baltimore califica de "descorazonadora" la muerte de Gray

WASHINGTON, 1 May. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Baltimore, Stephanie Blake, ha considerado "vomitivo y descorazonador" el relato sobre la muerte del joven afroamericano Freddie Gray que ha hecho este viernes la fiscal del caso, Marilyn Mosby, basándose en las primeras investigaciones.

"Es vomitivo y descorazonador", ha dicho en una rueda de prensa celebrada en el Ayuntamiento de Baltimore desde donde ha reiterado su repulsa a los actos de violencia, especialmente por parte de servidores públicos.

"Para aquellos que quieran entregarse a la brutalidad, al racismo y a la corrupción, voy a ser clara: no hay lugar para vosotros en el Departamento de Policía de la Ciudad de Baltimore", ha sostenido, según informa la prensa local.

La jefa del Gobierno municipal ha afirmado que será "implacable" para propiciar "un cambio en la cultura del Departamento de Policía", aunque ha destacado también "el valor y el honor" con el que sirven a la ciudad la mayoría de sus miembros.

Blake ha ordenado al comisario Anthony Batts que suspenda inmediatamente de empleo y sueldo a los seis agentes sospechosos de la muerte de Gray, contra quienes la Fiscalía ha emitido órdenes de captura por homicidio, entre otros cargos.

CASO GRAY

Según el relato de Mosby, el joven afroamericano fue detenido el 12 de abril en Gilmor Homes "de forma ilegal" porque no había indicios de que estuviera cometiendo un delito. Los policías solo encontraron un cuchillo en sus pantalones, algo permitido en Maryland.

Los agentes redujeron a Gray y lo metieron en una camioneta policial para trasladarlo a comisaría, pero lo hicieron sin seguir el protocolo, atándole las muñecas a los tobillos y dejándole boca abajo sin ningún amarre al vehículo.

Mosby ha revelado que de camino a la comisaría los agentes comprobaron hasta en cinco ocasiones el estado de Gray, a pesar de lo cual no lo sujetaron en condiciones ni le dieron la asistencia médica que pidió en reiteradas ocasiones.

Cuando llegaron a comisaría, Gray estaba inconsciente y con heridas "considerables" en todo el cuerpo, sobre todo en el cuello. El joven afroamericano, de 25 años de edad, murió una semana después a causa de una grave lesión en la columna vertebral.

CUESTIÓN RACIAL

Desde la muerte de Gray se han producido varias manifestaciones en Baltimore. La última violenta tuvo lugar el lunes por la noche al término del funeral del joven afroamericano y se saldó con 15 policías heridos, algunos graves, y más de 200 detenidos.

Los disturbios en Baltimore llegan después de una larga y trágica cadena de muertes de jóvenes negros a manos de policías blancos que ha resucitado el debate sobre la cuestión racial en todo el territorio estadounidense.

En este contexto, el presidente, Barack Obama, ha hecho un llamamiento a los diferentes departamentos de Policía del país a que hagan "examen de conciencia" sobre el trato que dan a los sospechosos negros.

Para leer más