Actualizado 07/12/2016 14:49 CET

Aldeas Infantiles SOS reclama un cese de los ataques a civiles en Alepo

Ciudad de Alepo
REUTERS

MADRID, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

La organización no gubernamental Aldeas Infantiles SOS ha hecho este miércoles un llamamiento para un cese de los ataques contra civiles en Alepo, la ciudad cuyo control se disputan los rebeldes y las fuerzas del régimen y donde en las últimas semanas se ha intensificado la ofensiva de las fuerzas leales a Damasco.

"Con la situación humanitaria en Alepo y alrededores volviéndose cada día más desesperada, Aldeas Infantiles SOS exige que cesen los ataques que está sufriendo la población civil, incluidos niños, y alerta de la necesidad urgente de una tregua y un corredor seguro que permita que la ayuda humanitaria llegue a una ciudad agonizante", ha asegurado la organización, en un comunicado.

"Urgimos a todas las partes en conflicto en Siria a detener los ataques sobre objetivos civiles, incluyendo escuelas e instalaciones sanitarias, y permitir el paso seguro de convoyes para proporcionar la ayuda humanitaria que con urgencia se necesita", ha declarado la directora internacional de Aldeas Infantiles SOS para Oriente Medio y el Norte de África, Alia Al-Dalli.

"Si bien Aldeas Infantiles SOS y las organizaciones humanitarias continuamos haciendo todo lo que está en nuestra mano para ayudar a niños, familias y otros civiles, no podemos responder a las necesidades crecientes de una población que está teniendo serias dificultades para encontrar seguridad en zonas de guerra. Necesitamos una tregua y corredores seguros para envíos de comida, suministros médicos y otros productos de ayuda humanitaria", ha explicado Al-Dalli. "Sin embargo", Al-Dalli ha subrayado que estas medidas son "solo" temporales y que los pasos a largo plazo deben incluir "garantizar la seguridad, el cuidado y la educación de los niños y los jóvenes sirios que están siendo severamente afectados por el conflicto".

Debido al incremento de los combates en las últimas semanas, Aldeas Infantiles SOS se ha visto obligada a reducir su respuesta de emergencia en Alepo a la ayuda en la distribución de 15.000 comidas diarias a familias desplazadas, el mantenimiento de una bomba de agua y la restauración de una escuela para niños desplazados en los suburbios de Alepo, a la que asisten más de 500 niños.