Alemania advierte a Arabia Saudí de los riesgos de financiar a grupos islamistas radicales

Publicado 06/12/2015 20:43:39CET

BERLÍN, 6 Dic. (Reuters/EP) -

El vicecanciller alemán, Sigmar Gabriel, ha exhortado este domingo a Arabia Saudí a detener su apoyo a movimientos religiosos radicales así como la financiación de mezquitas de la rama ultraconservadora wahabí del Islam, según ha informado el periódico alemán 'Bild am Sonntag'.

"Necesitamos que Arabia Saudí resuelva sus conflictos regionales", ha declarado Gabriel, líder del Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) y aliado de gobierno de Angela Merkel. "Debemos dejar claro que el momento de mirar hacia otro lado ha pasado. Arabia Saudí financia mezquitas de la rama wahabí por todo el mundo y en Alemania muchos islamistas peligrosos provienen de estas comunidades", ha añadido

Esta crítica contra el primer exportador de petróleo del mundo se produce tras el informe realizado por la Agencia de Inteligencia Exterior alemana en el que se sugiere que la política exterior de Arabia Saudí se estaría volviendo más "impulsiva".

Arabia Saudí ha actuado contra los movimiento yihadistas dentro de sus fronteras y cortado las líneas de financiación de varias milicias radicales, pero ciertos grupos, entre los que se incluye Estado Islámico y Al Qaeda, siguen una interpretación extrema de la rama salafista del islam, de la que el wahabismo es la raíz original.

Así, Alemania ha expresado su temor acerca del creciente apoyo al salafismo, cuyo número de seguidores en el país ha ascendido de 5.500 a 7.900 en solo dos años, según datos de la Agencia de Inteligencia interior.

Por su parte, otro miembro del SPD, Thomas Oppermann, ha señalado que el wahabismo ofrece una ideología a seguir para los insurgentes de Estado Islámico y contribuye a la radicalización de los islamistas moderados. "Ni lo queremos ni lo necesitamos en Alemania", ha declarado al periódico 'Welt am Sonntag '.

Asimismo, el líder de Consejo Central de los Musulmanes en Alemania ha señalado que la acción militar no es la solución para detener a los grupos terroristas. "Hemos sembrado las semillas de la guerra y lo que recogemos es terror y refugiados", ha declarado Aiman Mazyek al periódico 'Neue Osnabruecker Zeitung' en referencia a la guerra de Irak, a la que Alemania se opuso.

El país, respondiendo al llamamiento realizado por Francia, ha enviado aviones de reconocimiento, una fragata y 1.200 efectivos militares para que se unan a la lucha contra los insurgentes de Estado Islámico; no así a los bombardeos que llevan a cabo Estados Unidos, Francia, Rusia o Reino Unido.

Para leer más