Un alto cargo chino defiende "la reforma mediante la educación" para los presos en Xinjiang

Policías chinos de patrulla en la región de Xinjiang
REUTERS / THOMAS PETER
Publicado 21/09/2018 12:22:27CET

PEKÍN, 21 Sep. (Reuters/EP) -

El ministro de Seguridad Interior chino, Guo Shengkun, ha abogado por reforzar la "reforma mediante la educación" para los prisioneros en la región de Xinjiang, en el oeste del país, según han informado este viernes los medios estatales, en medio de la creciente preocupación internacional por la situación de los Derechos Humanos de los uigures.

Los uigures son una minoría étnica de fe musulmana que denuncia una persecución por parte de las autoridades de Pekín. En estos últimos años, han protagonizado varias protestas que en su mayoría han derivado en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad --las de 2009 se saldaron con más de 200 muertos--.

El Comité de Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación Racial ha acusado a las autoridades chinas de encerrar a un millón de miembros de la minoría uigur en campos de concentración y de llevar a "campos de adoctrinamiento político" a otros dos millones.

Por su parte, la nueva Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, ha pedido a China que permita la entrada al país de observadores, mientras que Estados Unidos está barajando sanciones contra funcionarios y compañías chinas vinculados con las denuncias de abusos de los derechos fundamentales en Xinjiang.

El Gobierno chino defiende que se enfrenta a una amenaza seria por parte de milicianos islamistas y separatistas en esta región y ha rechazado las acusaciones de malos tratos. No obstante, sí ha reconocido que algunas personas son sometidas a cursos de tipo "vocacional" para evitar la propagación del extremismo.

Tras una visita de tres días a la región, Guo ha subrayado que ha costado lograr la estabilidad en Xinjiang y "debería ser cuidada y consolidada continuamente", según ha informado el 'Diario del Pueblo'.

"Deberíamos adoptar educación política, asesoramiento psicosocial y formación profesional, innovar y reforzar la reforma mediante el trabajo educativo para los prisioneros y hacer esfuerzos para que estos pasen una nueva página", ha defendido el ministro.

Asimismo, Guo ha subrayado la necesidad de que la Policía de Xinjiang haga más para promover "el servicio de gestión en red" a nivel local para "permitir que las masas se sientan más seguras".

Las autoridades también deberían seguir visitando las casas de las familias de la minoría para mejorar su entendimiento de la cultura china, el Partido Comunista Chino y "la gran madre patria" para que "estemos realmente unidos estrechamente".

Contador