Los altos precios de la vivienda en Hong Kong se mantienen a pesar de las protestas

Publicado 29/09/2019 5:00:02CET
Protestas en Hong Kong
Protestas en Hong Kong - Mehdi Chebil

HONG KONG, 29 Sep. (Reuters/EP) -

Mientras que las protestas en Hong Kong han aumentado las tensiones en el centro financiero y han arrojado una nube oscura sobre la economía local, los precios de las viviendas se han disparado en más de un 200 por cien en la última década, impulsados por la limitada oferta de viviendas y los grandes flujos de capital de los compradores de China.

Lily Chow, una mujer de 32 años, pudo comprarse un apartamento de dos dormitorios por 7,5 millones dólares de Hong Kong (875.000 euros) en el barrio conocido como Nuevos Territorios. "No confío en el Gobierno, ni en las perspectivas de futuro ni en la economía. Sólo confío en que los precios de las propiedades en Hong Kong no bajarán", ha afirmado Chow.

La empresa inmobiliaria Wheelock ha vendido el 80 por ciento de los 816 pisos que tenía en sus proyectos desde finales de agosto, cifra inferior a las ventas realizadas previamente en este año, pero "todavía buena" dado el entorno actual, según han detallado los agentes inmobiliarios.

Mientras Hong Kong se prepara para otra protesta contra el Gobierno el 1 de octubre -- coincidiendo con el 70º aniversario de la fundación de la República Popular de China-- estos datos demuestran que el aumento de la violencia no ha frenado la demanda de los compradores de viviendas.

Cientos de posibles compradores hicieron cola el jueves en una oficina de ventas junto al rascacielos del Centro de Comercio Internacional (ICC) para adquirir un complejo ubicado cerca del distrito de Mong Kok, donde se produjeron algunas de las protestas más violentas de los últimos meses.

"El ambiente político es inestable, pero estoy bastante seguro de que el mercado inmobiliario es inquebrantable", ha señalado la asistente de oficina Candy Lau, de 32 años, mientras hacía cola para adquirir un apartamento de una habitación de 8 millones de dólares.

"CASA COMO UNA CELDA"

Los datos oficiales muestran que los precios de las propiedades en Hong Kong subieron cerca del 10 por ciento en los primeros siete meses del año; sin embargo, en julio se produjo un pequeño descenso del 0,1 por ciento por las protestas masivas que se intensificaron un mes antes.

Una de las razones por las que la caída fue menor de lo previsto fue el bajo volumen de transacciones realizadas durante el verano, debido a la falta de concordancia entre las expectativas de precios de los vendedores y las de los compradores. Aún así, gracias a la decisión de los vendedores de reducir sus precios iniciales, las ventas se han estabilizado, según los agentes inmobiliarios.

"Todavía hay mucha demanda real. Así que cuando los vendedores decidieron recortar los precios en un 10-20 por ciento, algunos compradores optaron por entrar en el mercado", ha explicado Derek Chan, jefe de investigación de la compañía inmobiliaria Ricacorp.

Cada día, Hong Kong concede 150 permisos residenciales a ciudadanos chinos, según el Gobierno, lo que se suma a una población de 7,4 millones de personas hacinadas en apenas 1.100 kilómetros cuadrados, de los cuales el 40 por ciento son parques nacionales o reservas naturales.

Los pequeños espacios para vivir se han vuelto cada vez más comunes en el mercado inmobiliario más caro del mundo. En esta ciudad, algunas de las personas más pobres se ven obligadas a vivir en casas "jaula".

La preocupación por la dificultad de acceder a una vivienda asequible ha desbordado las calles durante las recientes protestas, que comenzaron con un proyecto de ley de extradición que ahora está suspendido y que se han convertido en llamamientos a una mayor democracia, entre otras demandas.

"7.000 dólares por una casa como una celda y realmente piensas que tenemos miedo de ir a la cárcel", dice un grafiti garabateado cerca de uno de los lugares donde se suelen celebrar las protestas. Este es el precio de lo que podría costar el alquiler mensual de una pequeña habitación en un apartamento compartido en Hong Kong, que pasó del dominio británico al chino en 1997.

Hacer que la vivienda sea más asequible ha sido una de las principales prioridades de todos los líderes postcoloniales de Hong Kong, pero cada administración ha sido incapaz de frenar el aumento vertiginoso de los precios, lo que ha alimentado el descontento en la ciudad.

OPTAR AL ALQUILER

El director general adjunto de Sun Hung Kai Properties, Víctor Lui, ha detallado que aunque el calendario de nuevos lanzamientos de la compañía se ha retrasado ligeramente por las protestas, la empresa planeaba seguir impulsando la venta de nuevas viviendas en los próximos meses.

Los agentes inmobiliarios han señalado que las propiedades más buscadas son apartamentos pequeños y medianos, mientras que el segmento de lujo sigue disminuyendo debido a la caída de los compradores chinos y a la cautela sobre la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Alrededor del 5 por ciento de los posibles compradores estaban ahora optando por alquilar, según los agentes. Mientras que JP Morgan predice una caída del 30 por ciento en los precios en el peor de los casos, mucha gente sigue confiando en el mercado.

"Las protestas son sólo un pequeño incidente que ocurre en Hong Kong", ha afirmado Josephine Tsang, una profesora jubilada de 57 años, que recientemente compró un apartamento para su hijo de 28 años. "Si no compro ahora, el precio seguirá subiendo", ha concretado.

Hong Kong es escenario de protestas desde junio. Comenzaron con el objetivo de frenar una ley de extradición a la China continental pero en estos tres meses han ido en aumento hasta reclamar una apertura democrática.

El Gobierno de Carrie Lam accedió finalmente a cancelar la polémica ley y ha convocado un diálogo nacional para dar respuesta al descontento de los hongkoneses, pero se ha negado a las otras demandas, que contemplan el sufragio universal.

Estas movilizaciones suponen el mayor desafío para Hong Kong desde la Revolución de los Paraguas de 2014 justo cuando el Partido Comunista de China (PPCh) se preparara para festejar el 70º aniversario de la República Popular China.

Para leer más