29 de febrero de 2020
 
Publicado 12/02/2020 7:32:47CET

Amnistía denuncia que Marruecos "está intensificando la represión" contra los movimientos pacíficos

Bandera de Marruecos.
Bandera de Marruecos. - FLICKR / BRU AGUILÓ - Archivo

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

La ONG Amnistía Internacional (AI) ha denunciado este martes que el Gobierno y las autoridades marroquíes "están intensificando la represión" contra las voces críticas y los manifestantes pacíficos, entre ellos periodistas, activistas, o usuarios de las redes sociales, por cuestionar la figura del rey o de otros dirigentes.

Amnistía ha documentado los casos de al menos diez activistas que han sido ilegalmente sometidos a arrestos, interrogatorios y penas severas desde noviembre. Cuatro han sido acusados de "ofender" o "insultar" al rey o la monarquía, una de las tres "líneas rojas" de la libertad de expresión en Marruecos, por lo que pueden enfrentarse a penas de prisión que oscilan entre los seis meses y los cuatro años.

"Es urgente que las autoridades modifiquen el Código Penal", ha defendido el director de AI para la región, Heba Morayef, para quien las leyes marroquíes conservan "un arsenal de disposiciones que penalizan la libertad de expresión" y están siendo utilizadas "ilegalmente para suprimir la disidencia".

PERIODISTAS, RAPEROS Y 'YOUTUBERS', EN EL PUNTO DE MIRA

El periodista Omar Radi fue arrestado el 26 de diciembre al escribir en sus redes sociales una crítica al sistema judicial de Marruecos por defender el veredicto contra los manifestantes de Movimiento Popular del Rif.

Radi explicó a Amnistía que el Gobierno de Marruecos también ordenó su detención tras unas declaraciones a un medio de comunicación argelino en las que criticó las expropiaciones de tierras tribales llevadas a cabo por el Estado.

Las autoridades del país también han puesto su punto de mira en los cantantes. El 29 de diciembre, el rapero Hamza Sabaar, alias 'Stalin', fue arrestado en Sáhara Occidental y condenado unos días después a tres años de prisión, aunque luego se le redujo a ocho meses, por una canción de rap que publicó en Youtube, en la que criticó el deterioro de la situación socioeconómica en el país.

En este sentido, varios 'youtubers' u otros usuarios de las redes sociales han sido acusados de varios delitos de "ofensa a las instituciones públicas", "insultos al rey", o por supuesta "incitación al odio". Son los casos de Mohamed Sekkaki, alias 'Moul El Kaskita', condenado por estos hechos a cuatro años de cárcel y a abonar 4.000 dólares; y de Omar Ben Boudouh, conocido como 'Moul El Hanout', sentenciado a tres años de cárcel, según apunta AI, por expresar sus puntos de vista.

El activista Rachid Sidi Baba fue condenado a seis meses de cárcel y a pagar una multa de 500 dólares tras criticar a través de un vídeo en Youtube la explotación de tierras a manos de inversores extranjeros sin que ello conlleve una inversión que beneficie a las comunidades locales.

Contador