Actualizado 22/02/2022 11:00

Amnistía Internacional pide convertir en "la prioridad absoluta" la protección de la población civil de Ucrania

Militar en la autoproclamada república de Lugansk
Militar en la autoproclamada república de Lugansk - DIEGO HERRERO CARCEDO / ZUMA PRESS / CONTACTO

En directo | Crisis en Ucrania

MADRID, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

La organización no gubernamental Amnistía Internacional ha pedido este martes convertir en "la prioridad absoluta" la protección de la población civil de Ucrania y ha reclamado a las partes que respeten el Derecho Humanitario, ante el repunte de las tensiones sobre el terreno y la decisión de Rusia de reconocer la independencia de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk.

"Después de semanas de negociaciones infructuosas, la protección de la población civil de Ucrania debe ser ahora la prioridad absoluta", ha dicho la secretaria general de la ONG, Agnès Callamard, quien ha incidido en que "aunque la posibilidad de un conflicto a gran escala es ahora una realidad desoladora, no deben escatimarse esfuerzos para reducir al mínimo el sufrimiento de la población civil y dar prioridad a la humanidad en esta crisis".

"Todas las partes tienen la obligación legal de actuar de este modo", ha dicho. "Instamos a todas las partes a atenerse estrictamente al Derecho Humanitario y de los Derechos Humanos, ha señalado, antes de reiterar que "deben garantizar la protección de la vida de la población civil y abstenerse de ataques indiscriminados y del uso de armas como municiones de racimo".

Por otra parte, Callamard ha solicitado a las partes "que permitan y faciliten el acceso de las agencias humanitarias para prestar asistencia a la población civil afectada por las hostilidades", antes de incidir en que Amnistía Internacional "seguirá de cerca la situación para denunciar las violaciones del Derecho Internacional que cometan todas las partes".

El presidente ruso, Vladimir Putin, reconoció el lunes la independencia de ambas regiones ucranianas y ordenó horas después la entrada de las Fuerzas Armadas rusas en las mismas en el marco de una "misión de mantenimiento de la paz", unas decisiones criticadas duramente por la mayoría de la comunidad internacional.

El Gobierno ucraniano cifró el lunes en 14.000 los muertos en los ocho años de conflicto en el este del país, antes de agregar que al menos 30.000 personas han resultado heridas, mientras que 1,5 millones de personas se han visto obligadas a huir de sus hogares en Crimea y Donbás para escapar de "la ocupación" rusa del territorio de Ucrania.