Amnistía Internacional ve "pocos avances sustanciales" en DDHH en el primer año de gobierno de López Obrador

Publicado 27/11/2019 18:02:47CET
Protesta por la libertad de prensa en México
Protesta por la libertad de prensa en México - Quetzalli Blanco/NOTIMEX/dpa - Archivo

MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

Amnistía Internacional ha recriminado al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, los "pocos avances sustanciales" logrados en materia de Derechos Humanos desde que asumió el poder hace casi un año, pese a la "voluntad" que ha demostrado en ciertos temas, sobre todo en materia de desapariciones.

La ONG ha presentado el informe 'Cuando las palabras no bastan', en el que ha hecho balance de la situación de libertades y derechos, y ha concluido que hay una "incongruencia abismal" entre lo que el Gobierno de López Obrador dice y lo que termina haciendo.

La directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara Rosas, ha afirmado que el Ejecutivo "promete un trato más humano a las personas migrantes y en necesidad de protección internacional, pero manda a la Guardia Nacional a perseguirles y detenerles", al tiempo que "dice que protegerá a las personas defensoras de Derechos Humanos y periodistas, pero les desacredita públicamente".

"Es preocupante que las violaciones de Derechos Humanos sigan siendo la regla en México y no la excepción", ha afirmado Guevara Rosas. La ONG ha pedido a López Obrador que no se limite a culpar de la situación a administraciones anteriores y asuma su responsabilidad presente, garantizando por ejemplo un buen enfoque de las iniciativas que emprenda durante su mandato.

En este sentido, Amnistía ha asegurado que el actual Gobierno no se ha distanciado lo suficiente de la militarización de sus predecesores, se ha negado a reconocer a la tortura como práctica generalizada, ha endurecido la política migratoria, ha restringido la libertad de reunión y ha estigmatizado a periodistas y organizaciones de la sociedad civil.

La ONG también ha echado en falta en su informe más avances para contener la violencia contra mujeres y niñas, con la erradicación del feminicidio como prioridad más urgente, ya que hasta finales de septiembre habían sido asesinadas 748 mujeres.

La directora ejecutiva de Amnistía Internacional México, Tania Reneaum Panszi, ha lamentado que "no se distinguen, ni en el corto, ni en el mediano plazo, medidas concretas que permitan superar la renuencia a investigar de manera correcta los casos de feminicidio y acabar con la impunidad".

"El Gobierno del presidente López Obrador tiene un mandato robusto y una oportunidad histórica para cambiar el rumbo del país. Le urgimos a asumir el reto de establecer una nueva etapa en la historia del país de respeto para los derechos humanos de todas las personas", ha añadido.

AVANCES, PERO INSUFICIENTES

El Ejecutivo mexicano dio en agosto "un paso positivo", en opinión de Amnistía, al confirmar que México reconocería la competencia del Comité contra las Desapariciones Forzadas de la ONU para revisar las comunicaciones sobre casos individuales, aunque esta medida aún no ha sido implementada.

Guevara Rosas ha reconocido que el Gobierno de López Obrador "ha mostrado voluntad por avanzar parcialmente en algunas iniciativas, sobre todo en el tema de desapariciones", pero ha lamentado que estos progresos apenas se han notado "en la vida de millones de personas que enfrentan una gravísima crisis en materia de Derechos Humanos que se ha prolongado por más de una década".

"Los altísimos niveles de violencia que atentan contra el derecho a la vida, la tortura que aún es generalizada, los alarmantes índices de violencia contra las mujeres, y una estrategia de seguridad militarizada más viva que nunca, son una muestra de la trágica realidad en México," ha recalcado.

Amnistía Internacional ha incluido entre sus recomendaciones para México la desmilitarización de la Guardia Nacional, el desarrollo de una política de protección de defensores de Derechos Humanos y periodistas, la no devolución de migrantes en situación irregular y la realización de investigaciones independientes e imparciales sobre los asesinatos de mujeres por razones de género.

Contador