Actualizado 27/03/2015 13:37:42 +00:00 CET

¿Quién era Andreas Lubitz, el copiloto del avión Airbus A320 estrellado en los Alpes?

Andreas Lubitz (Facebook)
Foto: FACEBOOK

MADRID, 26 Mar. (EDIZIONES) -

Según las últimas informaciones facilitadas por la Fiscalía francesa, el copiloto del avión de Germanwings estrellado en los Alpes este pasado martes estaba solo en la cabina del avión y presionó de manera "voluntaria" el botón de descenso una vez que el piloto salió de la cabina. Se trata de Andreas Lubitz, quien contaba con una experiencia de 630 horas de vuelo con la aerolínea. Su cuenta de Facebook ha sido borrada a lo largo de la mañana de este jueves.

SIGA TODA LA INFORMACIÓN DEL ACCIDENTE DE AVIÓN AL MINUTO

De 28 años, era miembro de la asociación de vuelo alemana LSC Westerwald, desde la que este miércoles lanzaron un mensaje de pésame por la muerte de su antiguo compañero. Según ha publicado el diario alemán Bild, el copiloto se inició de adolescente en el mundo de la aeronáutica con la intención de cumplir su sueño: pilotar un avión. Comenzó con vuelos sin motor y después se especializó en los Airbus A320, el modelo de aeronave que se ha estrellado en los Alpes.

El copiloto trabajaba para la aerolínea desde septiembre de 2013, además de haber trabajado para Germanwings. Lufthansa ha informado de que anteriormente estuvo destinado en la escuela de aviación civil de la compañía. Era natural de Montabaur, un pequeño pueblo entre Dusseldorf y Frankfurt. Su formación la desarrolló en Bremen, al norte del país, según publica Bild. 

El presidente de Lufthansa, Carsten Spohr ha asegurado que el copiloto era "totalmente apto" para el ejercicio. Según ha señalado, Lubitz interrumpió su formación de forma prolongada pero después volvió a pasar las pruebas. "Se verificó su aptitud", ha dicho, indicando que aprobó todas las pruebas médicas y técnicas y los exámenes, lo que lo hicieron "apto al 100 por ciento para el vuelo, sin reservas".

Sobre esa interrupción prolongada, el presidente de la compañía ha asegurado que "no es inusual" que esto ocurra. A este respecto, ha declarado que tras esa interrupción siempre se vuelven a llevar a cabo pruebas de aptitud médica, técnica y psicológica para poder continuar con la formación. Spohr ha recordado que existe "secreto médico" que impide que él haga públicos los motivos de la interrupción de la formación de Lubitz, por lo que debe ser la Fiscalía francesa que investiga el caso la que facilite la información.

El fiscal de Marsella, Brice Robin, ha dicho no tener más detalles sobre la etnia o la religión a la que pertenecería el copiloto, si bien ha asegurado que no estaba en la lista de terroristas buscados. Según ha explicado, la Gendarmería francesa, en colaboración con las autoridades alemanas ya están investigándole y seguramente se interrogará a su entorno más cercano para tratar de aclarar lo sucedido.

Asimismo, el ministro del Interior alemán, Thomas de Maiziere, ha indicado que el copiloto del avión de Germawings no tenía antecedentes terroristas conocidos hasta la fecha.

UN HOMBRE "ACTIVO" Y "COMPLETAMENTE NORMAL"

Aparentemente, el copiloto llevaba una vida activa, corría la media maratón en un buen tiempo y mostraba interés por la música pop y los night-clubs, según su página en Facebook, que también muestra una foto de Lubitz junto al puente Golden Gate en San Francisco.

"Era un tipo completamente normal", cuenta Klaus Radke, director del club local del vuelo en el que Lubitz su primera licencia de vuelo hace años. Lubitz regresó el pasado otoño para un curso de actualización con Radke. "Le conocí, o debería decir volví a conocerle, como un joven muy agradable, divertido y educado", ha añadido Radke.

"Estoy simplemente sin palabras. No tengo ninguna explicación para esto. Conociendo a Andreas, esto es algo inconcebible para mí", afirma Peter Ruecker, miembro del club de vuelo y que conocía a Lubitz bien. 

"Andreas era un joven muy agradable que recibió su formación aquí y que era miembro del club", explica Ruecker. "Nos los pasamos muy bien, aunque a veces quizá era un tanto silencioso. Era un chico como otro cualquiera aquí", añade.

ESTADO PSICOLÓGICO

Sobre su estado de salud, el diario 'Bild' ha informado de que Lubitz pasó un año y medio recibiendo tratamiento psiquiátrico por un "grave episodio depresivo"El periódico, que cita documentos internos y fuentes de Lufthansa, ha señalado que Alemania entregará unos importantes documentos a los investigadores franceses en cuanto sean analizados por sus propios agentes.

La fiscalía alemana que investiga el caso del avión de Germanwings que se estrelló en los Alpes franceses ha informado este viernes de que han encontrado documentos que muestran que el copiloto, Andreas Lubitz, estaba recibiendo tratamiento médico y tenía un parte de baja en su casa que ocultó a su empresa.

Sobre esto, varios psicólogos consultados por Europa Press Televisión ven "muy difícil" determinar el perfil psicológico del copiloto, y consideran que, de confirmarse que se trató de un "acto premeditado", tal y como se apunta desde la fiscalía de Marsella encargada de la investigación, podría ser "un acto multicasual".

CERTIFICADO DE PILOTO EXPEDIDO POR LA FAA

Lubitz tenía una certificado de "piloto privado" expedido por la Administración Federal de Aviación (FAA) estadounidense. Así lo ha confirmado a Europa Press una portavoz de este organismo, aclarando que dicho permiso le autorizaba a pilotar "aviones de un solo motor y planeadores".

En el caso del Airbus A320 de Germanwings que Lubitz hizo estrellar, era un avión bimotor, pero el presidentede Lufthansa, Carsten Spohr, ha asegurado que tenía todos los permisos necesarios y era "cien por cien apto" para pilotarlo.

El permiso de "piloto privado con base en el extranjero", ha precisado la portavoz de la FAA, fue expedido el 6 de enero de 2012 y deja muy claro que "solo es válido cuando esté acompañado por la licencia de piloto alemana con el número 27788 9460".

Asimismo, el permiso deja muy claro que "todas las limitaciones y restricciones de la licencia de piloto de Alemania son aplicables" también para el permiso estadounidense. La portavoz de la FAA ha hecho hincapié en que la concesión de este permiso "no supone ningún 'prestigio' u 'honor'" y que "todos y cada uno de los pilotos que cuentan con un certificado de la FAA figuran en su base de datos".

Esta es la casa de Andreas Lubitz, el copiloto del avión accidentado

Para leer más