22 de febrero de 2020
 

El antiguo dueño de Aerosur vuelve a Bolivia y amenaza con denunciar a Morales por "destruir" la aerolínea

Publicado 11/02/2020 15:30:52CET
El ex presidente boliviano Evo Morales
El ex presidente boliviano Evo Morales - GETTY IMAGES / RICARDO CEPPI

MADRID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

El antiguo dueño de Aerosur Humberto Roca ha regresado este martes a Bolivia con la intención declarada de denunciar al ex presidente boliviano Evo Morales y al candidato presidencial del MAS, el ex ministro de Economía Luis Arce, por "destruir" la aerolínea durante su Gobierno.

Roca ha aterrizado a las 6.30 (hora local) en el aeropuerto de Viru Viru, en la ciudad de Santa Cruz, donde ha sido recibido entre cánticos y hasta le han entregado una bandera del club de fútbol Oriente Petrolero, según informa el diario boliviano 'La Razón'.

Ha volado desde Miami, a donde partió hace nueve años después de que el Gobierno de Morales abriera un proceso judicial en su contra por supuesto enriquecimiento ilícito. Catorce aviones de Aerosur fueron abandonados y desmantelados.

"Vengo a dar la cara, a destruir esos procesos ilegales que fueron iniciados en mi contra, a recuperar mi reputación y a recuperar el dinero para los trabajadores de Aerosur", ha anunciado Roca.

"Además, (vengo a) iniciar procesos contra los responsables de la destrucción de Aerosur y de todo lo que ha significado ese hecho", ha apuntado, mencionando directamente a Morales, Arce y al ex vicepresidente Álvaro García Linera.

Roca ha acusado a Morales y sus colaboradores de "destruir el gran potencial que tuvo este país". "Catorce años de bonanza económica y no supieron aprovecharla. No voy a descansar hasta ver que ellos paguen todo lo que han hecho, no a mí solamente, sino a todo el país", ha declarado.

CRISIS POLÍTICA EN BOLIVIA

Morales dimitió el pasado 10 de noviembre por las "irregularidades" detectadas por la Organización de Estados Americanos (OEA) en las elecciones presidenciales del 20 de octubre. Más de 30 personas murieron en los enfrentamientos entre partidarios y detractores del líder indígena y con las fuerzas de seguridad.

El antiguo mandatario se considera víctima de un "golpe de Estado" porque renunció al cargo después de que así se lo sugirieran las Fuerzas Armadas y la Policía y, en consecuencia, no reconoce al Gobierno de Jeanine Áñez.

El MAS de Morales y el nuevo oficialismo llegaron a un acuerdo para celebrar nuevas elecciones el 3 de mayo, vetando expresamente a Morales como candidato presidencial. Arce será el aspirante del MAS al Palacio Quemado, si bien Morales competirá por un escaño en el Senado. Áñez, por su parte, buscará retener el cargo.

Contador

Para leer más