Arabia Saudí envió un "equipo de limpieza" para borrar las pruebas del asesinato de Jashogi, según Turquía

Registro del consulado saudí en Estambul por la desaparición de Yamal Jashogi
REUTERS / MURAD SEZER
Publicado 05/11/2018 14:12:11CET

ANKARA, 5 Nov. (Reuters/EP) -

Arabia Saudí envió a un "equipo de limpieza" compuesto por dos hombres para borrar las pruebas del asesinato del periodista Yamal Jashogi una semana después de su desaparición en el Consulado saudí en Estambul, según ha informado este lunes un responsable gubernamental turco.

Confirmando la noticia publicada en el periódico progubernamental turco 'Sabah', el responsable turco ha dicho que dos agentes, uno especializado en química y el otro en toxicología, tenían la tarea de borrar las pruebas antes de que los investigadores turcos accedieran a la legación diplomática y a la residencia del cónsul saudí.

'Sabah' ha identificado a los dos hombres como Ahmed Abdulaziz al-Jonabi y Jaled Yahya al-Zahrani y ha señalado que llegaron a Turquía como parte de un equipo de once personas enviado para llevar a cabo las inspecciones junto con agentes turcos.

Jashogi, un columnista del diario 'The Washington Post' crítico con el Gobierno saudí y su príncipe heredero, Mohamed bin Salmán, desapareció en el Consulado saudí en Estambul el 2 de octubre.

El periodista Yamal Jashogi, crítico con el régimen saudí y particularmente con el príncipe heredero, Mohamed bin Salmán, entró el 2 de octubre en el Consulado saudí en Estambul para tramitar los documentos necesarios para poder casarse con su prometida y nunca volvió a salir de esa legación.

Arabia Saudí negó durante días que estuviera muerto y, tras varios cambios de versiones, admitió que había muerto dentro del consulado por una agresión. Turquía mantiene que Jashogi fue asesinado y ha pedido a Arabia Saudí que entregue al equipo de funcionarios saudíes que llegó al Consulado para matar al reportero y luego abandonar el país.

Funcionarios turcos y saudíes han llevado a cabo inspecciones conjuntas del Consulado y la residencia del cónsul en Estambul, pero el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, sostiene que algunos responsables saudíes todavía están tratando de encubrir el crimen.

Ankara también ha exigido a Riad que coopere para encontrar el cuerpo de Jashogi, que, según el fiscal general de Estambul, fue descuartizado. Un alto funcionario turco ha confirmado los nombres de los hombres identificados por el diario 'Sabah'.

"Creemos que los dos individuos vinieron a Turquía con el único propósito de encubrir las pruebas del asesinato de Jamal Jashogi antes de que se permitiera a la Policía turca registrar las instalaciones", ha dicho el responsable turco.

Las dos personas realizaron operaciones de limpieza en el Consulado y la residencia del cónsul en Estambul hasta el 17 de octubre y abandonaron el país tres días después, según su versión. "El hecho de que se enviara un equipo de limpieza desde Arabia Saudí nueve días después del asesinato sugiere que el asesinato de Jashoggi era conocido por las principales autoridades saudíes", ha afirmado el alto funcionario turco.

Arabia Saudí ha informado de que hay 18 personas detenidas por el asesinato de Jashogi. Las autoridades saudíes han asegurado este lunes ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en Ginebra, que están investigando el asesinato y que procesarán a sus autores.

Las contradictorias versiones de Arabia Saudí sobre el asesinato de Jashogi han provocado protestas internacionales contra el país, principal exportador de petróleo del mundo, y han echado por tierra la imagen internacional del joven príncipe heredero como un reformista.

Turquía ha publicado una serie de pruebas que cuestionan la afirmación saudí de que no tuvo nada que ver con la muerte del periodista y continúa presionando a Riad para que dé más detalles.

Este lunes, el vicepresidente turco, Fuat Oktay, ha pedido una investigación para determinar si es cierto, como han informado en la prensa, que el cuerpo de Jashogi fue disuelto en ácido.