Arrancan en Argel las conversaciones de paz entre el Gobierno de Malí y los rebeldes tuareg del Azawad

Actualizado 08/07/2015 16:29:56 CET

MADRID, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las conversaciones de paz entre el Gobierno de Malí y los rebeldes tuareg han arrancado este miércoles en la capital de Argelia, Argel, tras el alto el fuego acordado entre las partes en mayo, según ha informado la emisora Radio France Internationale.

Durante la mañana del miércoles se ha celebrado una primera reunión de toma de contacto, en la que la delegación rebelde --integrada por el Movimiento Nacional de Liberación del Azawad (MNLA), el Movimiento Árabe del Azawad (MAA) y el Alto Consejo para la Unidad de Azawad (HCUA)-- ha expresado su malestar por el hecho de que entre los invitados haya disidentes de dichos grupos.

En este sentido, el vicepresidente del MNLA, Mahamadu Yeri Maiga, ha dicho que "no puede haber una tercera parte en este diálogo". "Somos nosotros, Bamako y nadie más", ha agregado.

Además de estos tres grupos y varios disidentes, han participado en el encuentro el ministro de Exteriores de Malí, Abdoulaye Diop, un mediador argelino y varios representantes de la comunidad internacional.

La citada emisora ha indicado además que se han generado tensiones debido a que los grupos rebeldes consideran que los gobiernos de Malí y Argelia quieren imponer su propia agenda a través de las negociaciones.

De hecho, Maiga ha protestado durante la sesión de la tarde y ha indicado firmemente que nadie puede forzar al grupo a tomar decisiones, tras lo que ha abandonado la reunión con el resto de su delegación.

Entre los puntos más relevantes que las partes esperan solucionar durante sus encuentros están el regreso de la autoridad estatal a la región, parcialmente controlada por los rebeldes; el desarrollo de la zona; y el desarme y reinserción de los combatientes en las fuerzas de seguridad.

En abril de 2012, el Movimiento Nacional de Liberación del Azawad (MNLA) arrebató todo el norte de Malí, de mayoría tuareg, a las tropas gubernamentales en una rebelión cuyo fin último era la independencia, pero la revuelta fue enseguida secuestrada por tres grupos islamistas: el Movimiento de Unidad para la Yihad en África Occidental (MUYAO), Ansar Dine y Al Qaeda del Magreb Islámico (AQMI).

A pesar de la declaración de independencia formulada entonces por el MNLA, ni Malí ni la comunidad internacional reconocieron el paso dado por el grupo tuareg, y finalmente el avance de los 'yihadistas' provocó la intervención militar francesa, que provocó su repliegue.

Los tuareg han protagonizado varios levantamientos para conseguir que se reconozca la autonomía de dicho pueblo o la creación de un país propio en la región.

Entre 1990 y 1996, los tuareg combatieron contra Malí y Níger en una revuelta instigada por una grave hambruna en la región, la dura represión contra los derechos políticos de esta población y la crisis de refugiados derivada de la debilidad política de ambos países durante la década de los ochenta.

Más recientemente, los tuareg volvieron a tomar las armas entre 2007 y 2009 a causa de la lenta e insatisfactoria desmovilización e integración de los rebeldes en la vida civil y las Fuerzas Armadas. En el proceso, varios políticos tuareg fueron destituidos de sus cargos y algunos terminaron en la cárcel.

Para leer más