Arrestadas 85 personas en la región de Papúa desde el inicio de las protestas

Publicado 10/09/2019 12:48:13CET
Protestas por la independencia de Papúa
Protestas por la independencia de PapúaREUTERS / ANTARA FOTO AGENCY

YAKARTA, 10 Sep. (Reuters/EP) -

La Policía de Indonesia ha arrestado a 85 personas en la región de Papúa desde que a mediados de agosto comenzaron en esa región una serie de protestas contra la discriminación étnica, según ha dicho a la prensa este lunes el portavoz del cuerpo de seguridad, Dedi Prasetyo, que ha acusado a Benny Wenda, líder separatista de la región afincado en Reino Unido, de agitar desde el exterior a la población civil.

Las protestas, que comenzaron por la percepción en Papúa de que Indonesia discrimina a las etnias papúes, ya han causado al menos cuatro muertes. Las cuatro víctimas son tres civiles y un militar, según Prasetyo, y murieron en su mayoría por disparos de flechas, que en la isla siguen usándose para la caza.

Praseteyo ha denunciado el lunes por la tarde que el líder separatista Benny Wenda, que tiene asilo político en Reino Unido, había enviado fondos para financiar las manifestaciones. "Las protestas en Papúa fueron orquestadas", ha declarado el portavoz de la Policía y ha añadido que el Movimiento Unido de Liberación de Papúa Occidental (MULPO), liderado por Wenda, está intentando introducir el conflicto separatista en la agenda del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

Durante el encuentro con la prensa, Prasetyo no ha especificado de qué cargos se acusaba a los detenidos, pero ha indicado que dos de ellos eran "actores intelectuales" que "diseñaron las protestas". También ha dicho que hay otros 20 sospechosos a los que la Policía intenta detener.

Wenda ha negado su participación en la organización de las manifestaciones durante una conversación telefónica con la agencia Reuters y ha pedido explicaciones de por qué las autoridades han intervenido con tanta fuerza para reprimir "manifestaciones pacíficas". MULPO ha indicado el lunes en un informe que más de 200.000 papúes han participado en las manifestaciones y han exhibido la bandera separatista, que es ilegal, en varios edificios. El documento también acusa a las fuerzas de seguridad de causar la muerte a 11 civiles.

El activista ha instado a Naciones Unidas a debatir sobre el conflicto en Papúa y ha pedido a Indonesia que permitan el acceso a agentes de la ONU a la región. Actualmente no se puede entrar a Papúa como turista por razones de seguridad y el acceso a internet sigue restringido en las principales ciudades después de más de tres semanas, aunque la mayor parte de la región ha recuperado la conexión.

Las protestas de los últimos días están motivadas por la represión con gas lacrimógeno a un grupo de estudiantes papúes en la isla de Java el pasado 17 de agosto. Los jóvenes en cuestión habían reivindicado el derecho de autodeterminación de su región natal durante el Día de la Independencia de Indonesia.

Papúa y Papúa Occidental son dos provincias en la parte indonesia de la isla de Papúa en las que un gran grupo de habitantes persigue la independencia desde los años 60.

Contador

Para leer más