Actualizado 07/12/2014 00:22 CET

Asciende a catorce el número de mujeres muertas en una campaña de esterilización

MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

El fallecimiento de una mujer en un hospital tras ser esterilizada en un campamento médico del Gobierno indio en el estado de Chhattisgarh ha elevado a catorce el número de fallecidas durante una campaña de esterilización.

El fallecimiento ha llegado apenas un día después de que trece mujeres que fueron esterilizadas el sábado perdieran la vida en otro campamento médico en dicho estado, según ha informado la cadena de televisión británica BBC.

Las últimas esterilizaciones han tenido lugar en la localidad de Bilaspur, y la última fallecida pertenecía a la tribu protegida Baiga, cuyo decreciente número de miembros hace que sea ilegal esterilizarles.

Otras sesenta mujeres permanecen ingresadas y al menos 20 están en estado crítico mientras esperan la llegada de un equipo de médicos procedentes de la capital, Delhi, para ayudar en sus tratamientos y para asumir las urgencias.

El Gobierno de Chhattisgarh ha ordenado una investigación para tratar de esclarecer las muertes, aunque el ministro principal del estado, Raman Singh, ya ha apuntado que "parece que el incidente ocurrió debido a la negligencia de los médicos".

Las autoridades médicas locales han negado cualquier responsabilidad en las muertes, si bien varias personas han apuntado que los cirujanos fueron presionados por las autoridades para que llevaran a cabo muchas operaciones en un periodo muy corto de tiempo.

Por el momento, cuatro altos cargos del sistema sanitario han sido suspendidos y se ha registrado ante la Policía una denuncia contra el cirujano encargado de las operaciones. A las familias de las víctimas, todas pertenecientes a los grupos más desfavorecidos y pobres del país, se les ha prometido una compensación económica de unos 6.600 dólares (5.300 euros).

Las medidas han sido consideradas insuficientes por el principal partido opositor, que ha llamado a la población a secundar una huelga general para exigir la dimisión del ministro principal de Chhattisgarh y de su ministro de Sanidad.

Este incidente no es el primero de este tipo que se registra en India. En enero de 2012, fueron arrestados tres hombres por realizar operaciones de esterilización sin anestesia. Además, ha habido acusaciones sobre casos en los que familias pobres han recibido dinero por dejar que esterilicen a sus mujeres y controlar así el volumen de la población de India que superará a China en 2030.

Las autoridades organizan en ocasiones campamentos de esterilización para someter a decenas de hombres o mujeres a vasectomías o ligaduras de trompas.

PRISA E INSTRUMENTOS OXIDADOS

Los vecinos de las fallecidas han asegurado que, en total, se operó a 83 mujeres en el campamento sanitario en unas seis horas por un único doctor y con la ayuda de un solo asistente.

"La causa de la muerte solo se conocerá cuando esté disponible el resultado de la autopsia", ha afirmado el doctor R.K. Bhange, responsable sanitario del distrito de Bilaspur.

Los primeros informes de la investigación han asegurado que los instrumentos quirúrgicos utilizados estaban oxidados y los medicamentos que se le suministraron a las mujeres no eran los adecuados.

"Los informes preliminares muestran que las medicinas utilizadas no eran las adecuadas y que los instrumentos estaban oxidados", ha explicado a Reuters Siddarth Komal Singh, un alto cargo del Gobierno local. Los utensilios habrían provocado que las mujeres sufrieran una grave infección.

Para leer más