Asesinado un ex guerrillero de las FARC en Caquetá

Publicado 29/10/2019 21:17:49CET
Guerrillero de las FARC
Guerrillero de las FARC - REUTERS / JOHN VIZCAINO - Archivo

MADRID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

El ex guerrillero de las FARC Wilson Parra ha sido asesinado en el departamento de Caquetá, en el sur de Colombia, según ha denunciado este martes el partido político surgido del grupo armado, que ya cifra en 169 los ex guerrilleros asesinados.

"Ayer (lunes), en Curillo, Caquetá, fue asesinado el firmante de la paz Wilson Parra, 'El Indio', quien se encontraba departiendo en una vivienda hasta donde llegaron dos sujetos que se movilizaban en bote por el río Caquetá", ha informado la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común en Twitter.

Al parecer, 'El Indio' acababa de instalarse con su mujer y su hijo de cinco años en una casa a orillas del río Caquetá en Curillo procedente del Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación de La Carmelita, en Putumayo (sur), donde pasó dos años para dar el paso a la vida civil, conforme al acuerdo de paz firmado en 2016 por las FARC.

"Estuvo en el ETCR y compró una casita y se fue a Curillo. Él trabajaba en el campo, cultivaba la tierra", ha contado su hermano, el también ex guerrillero de las FARC Jerson Parra, a Blu Radio.

Según el antiguo insurgente Carlos Lozada, hoy senador de la FARC, con el asesinato de 'El Indio' ya son 169 los ex guerrilleros asesinados desde la firma del acuerdo de paz. Ha precisado que, del total, 89 de estos crímenes se han cometido bajo la Presidencia de Iván Duque. "¿Hasta cuando la indiferencia cómplice de su Gobierno?", le ha reprochado.

Esta nueva muerte en la FARC llega apenas una semana después de que Alexander Parra fuera asesinado en su ETCR de Meta, siendo el primer caso de un ex guerrillero asesinado en estos campamentos pensados para que los otrora rebeldes den el salto a la vida civil en un contexto de seguridad.

La FARC acusa al Gobierno de Duque de incumplir los textos de La Habana, que establecen la obligación de proteger a los ex guerrilleros para evitar un exterminio como el sufrido por los antiguos combatientes del M-19.

La Casa de Nariño, por su parte, ha ratificado su voluntad de cumplir los acuerdos --bajo la llamada "paz con legalidad", que implica una interpretación particular de lo firmado--, reconociendo la necesidad de reforzar la seguridad de los ex guerrilleros. La FARC le reclama acciones concretas.

Para leer más