Actualizado 26/08/2014 21:51 CET

Los asistentes a la reunión de Minsk coinciden en la necesidad de "rebajar la tensión" en Ucrania

MOSCÚ, 26 Ago. (Reuters/EP) -

El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, ha informado de que todos los líderes que han asistido a la reunión de alto nivel que se ha celebrado este martes en Minsk han coincidido en la necesidad de "rebajar la tensión" en Ucrania y "liberar a los rehenes".

"Todos hemos coincidido en la necesidad de rebajar la tensión y liberar a los rehenes", ha dicho en las declaraciones que ha dado a la prensa, tras el inicio de la reunión entre los presidentes de Ucrania y Rusia, Petro Poroshenko y Vladimir Putin, respectivamente.

"Queríamos un gran avance, pero la realidad es que el simple hecho de que se haya producido esta reunión ya es un éxito", ha valorado, subrayando que "el diálogo era difícil" porque "las posiciones de las partes difieren mucho, algunas veces en puntos fundamentales".

Poroshenko y Putin se han reunido en el marco de la reunión de alto nivel que este martes se ha celebrado en Minsk para abordar las consecuencias del pacto entre Ucrania y la UE para la unión aduanera que lidera Rusia.

Antes de este encuentro, Poroshenko ha sostenido que el objetivo principal es acabar con el "derramamiento de sangre" en Ucrania, mientras que Putin ha defendido que la crisis no puede resolverse con una mayor escalada militar o sin hablar con las regiones del este.

MINSK, SEDE DEL DIÁLOGO

Además, Lukashenko ha informado de que los asistentes a la reunión de Minsk también han acordado que la capital bielorrusa se convierta en la sede del grupo de contacto para resolver la crisis ucraniana.

"Todo el mundo ha apoyado la propuesta del presidente Poroshenko para hacer de Minsk una base regular para el diálogo", ha dicho, de acuerdo con la agencia de noticia rusa Itar-Tass.

Para leer más