El 'Atlantis' atraca en la Estación Espacial Internacional

Actualizado 09/02/2008 21:38:45 CET

HOUSTON, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

El transbordador espacial estadounidense 'Atlantis' atracó hoy en la Estación Espacial Internacional (ISS) sin dificultades, uno de los pasos clave para la instalación del primer laboratorio permanente de investigación europeo, el Columbus, un nuevo módulo que será la piedra angular de la contribución europea a la ISS.

El acoplamiento culminó a las 19.17 hora peninsular española cuando la ISS se encontraba a unos 320 kilómetros por encima de la costa suroccidental de Australia. Las comprobaciones rutinarias para evitar posibles fugas es la única tarea que retrasa ahora que ambas tripulaciones puedan entrar en contacto finalmente.

Los siete astronautas del 'Atlantis' han tardado dos días en colocar la nave en la posición adecuada para culminar el acoplamiento.

Una vez sujeto a la estación orbital, este módulo de 7 metros de longitud y 12,8 toneladas de peso creará un habitáculo presurizado para que los astronautas trabajen con el equipo científico y realicen experimentos en condiciones de ingravidez sobre un amplio abanico de aspectos de ciencias de la vida, fisiología humana, biología, física de fluidos, ciencias de los materiales, tecnología y educación. También incluye contenedores externos para experimentos en ciencias del espacio, observación de la Tierra, materiales y tecnologías espaciales avanzadas.

Con el lanzamiento y acoplamiento del Columbus, la ESA también se responsabilizará de la utilización y las operaciones de la ISS y, por consiguiente, podrá enviar a sus propios astronautas como miembros de la tripulación residente en misiones de larga duración, con una participación real proporcional a la inversión europea en esta instalación internacional.

Una vez conectado a la ISS, el laboratorio espacial europeo se supervisará y controlará desde el centro de control del Columbus de la ESA, situado en las instalaciones de la agencia espacial alemana (DLR) en Oberpfaffenhofen, organismo que se encargará de su puesta en marcha y de la coordinación de las operaciones científicas a bordo.

El centro de control también gestionará la red europea de comunicación en tierra para establecer conexión con los centros de control estadounidense y ruso y con otros centros de control y operaciones europeos.

En Europa se ha creado una red de centros de apoyo de usuarios y operaciones (USOC) para favorecer la relación entre los investigadores y los equipos científicos a bordo del Columbus y permitir a los primeros controlar sus experimentos y recibir datos de resultados en tiempo real.