Actualizado 16/02/2014 13:51 CET

Atrapados 200 mineros ilegales tras un derrumbe en una mina del norte de Sudáfrica

MADRID, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los equipos de rescate desplazados hasta Benoni han conseguido hablar con algunos de los 200 mineros ilegales que han quedado atrapados en un pozo tras caer una gran roca. La explotación se encuentra al este de Johannesburgo.

   Al parecer hay una treintena de mineros que están aislados cerca de la superficie y los trabajadores de rescate pudieron escuchar sus gritos desde el exterior. Más abajo habría decenas de mineros más atrapados y serían en total más de 200, según ha explicado un portavoz del servicio de emergencias ER24, Werner Vermaak, en declaraciones a la agencia de noticias sudafricana SAPA.

   "Unas 30 personas están atrapadas cerca de la salida de un viejo pozo y el resto están más abajo, en una galería empinada", ha indicado Vermaak. Al parecer no hay ningún herido entre la treintena de mineros atrapados en la parte superior, pero no hay información sobre los que se encuentran a más profundidad.

   Vermaak ha explicado que se encontraban realizando operaciones relacionadas con la minería ilegal cuando escucharon los gritos procedentes del antiguo pozo. Efectivos especializados en rescates en minas ya se dirigen al lugar.

   "En cuanto estén libres los trabajadores médicos comenzarán a evaluarles y a proporcionarles el tratamiento que sea necesario", ha añadido Vermaak.

   La mina está situada en Benoni, provincia de Gauteng, a unos 20 kilómetros al este de Johannesburgo, en el norte de Sudáfrica, y llevaba muchos años abandonada, pero mineros sin ningún tipo de licencia trabajan en la misma para seguir explotándola.

Para leer más