Aumentan a seis los muertos por el ataque ejecutado por el Ejército de Rusia contra la ciudad de Dnipró, en Ucrania

Daños materiales en un centro comercial de la ciudad ucraniana de Dnipró tras un ataque del Ejército de Rusia (archivo)
Daños materiales en un centro comercial de la ciudad ucraniana de Dnipró tras un ataque del Ejército de Rusia (archivo) - Europa Press/Contacto/Mykola Miakshykov
Actualizado: jueves, 4 julio 2024 11:36

Sigue en directo las últimas noticias sobre la guerra en Ucrania

Una misión de la ONU dice que en mayo se registró la cifra de víctimas civiles más alta "en casi un año"

MADRID, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

El balance de víctimas mortales a causa del ataque ejecutado el miércoles por el Ejército de Rusia contra la ciudad ucraniana de Dnipró, capital de la provincia de Dnipropetrovsk, ha aumentado a seis, después de que una mujer herida en el bombardeo haya fallecido en las últimas horas en el hospital.

El gobernador de Dnipropetrovsk, Serhiy Lisak, ha señalado en un breve comunicado publicado en su cuenta en la red social Facebook que "una mujer de 60 años que resultó herida durante el ataque ha muerto en el hospital" y ha declarado un día de luto en la ciudad. "Sinceras condolencias a los familiares y amigos", ha zanjado.

Tras el suceso, el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, acusó a Rusia de llevar a cabo "ataques terroristas" y volvió a subrayar la necesidad de que los aliados de Ucrania sigan suministrando a las Fuerzas Armadas los "modernos sistemas de defensa aérea" necesarios para repeler estos ataques.

Por su parte, la Misión de Monitorización de Naciones Unidas sobre Derechos Humanos en Ucrania (HRMMU, según sus siglas en inglés) denunció durante la jornada del miércoles que en mayo se registró la cifra de víctimas civiles más alta "en casi un año" y apuntó a un aumento de los ataques rusos entre marzo y mayo.

El informe detalla la situación entre el 1 de marzo y el 31 de mayo y apunta a las dificultades que atraviesa la población y el impacto de los ataques rusos contra infraestructura energética, su nueva ofensiva en Járkov y otros acontecimientos en las zonas ocupadas en el marco de la invasión desatada en febrero de 2022.

"Los combates en primavera se cobraron un precio horrible sobre los civiles, particularmente en la región y en la ciudad de Járkov", dijo la jefa de la HRMMU, Danielle Bell. "Los implacables ataques provocaron trágicas pérdidas de vidas, desplazamiento y destrucción de hogares y negocios", lamentó.

La misión destacó entre las principales causas de esta situación el uso de bombas lanzadas desde el aire y misiles disparados contra zonas pobladas, incluidos cinco casos de ataques sucesivos contra el mismo lugar en un periodo corto de tiempo, lo que causó víctimas entre aquellos que acudieron a dar ayuda tras el primer ataque.

Además, durante este periodo, las Fuerzas Armadas rusas lanzaron su mayor campaña de ataques contra infraestructura crítica en Ucrania desde el invierno de 2022 y 2023. "Cinco oleadas de ataques contra la infraestructura energética provocaron víctimas civiles y importantes cortes de energía para millones de personas en todo el país, con efectos en cascada en el suministro de agua, la conectividad móvil e Internet y el transporte público", apuntó Bell.

"El impacto total de los ataques a la infraestructura energética sólo quedará claro este próximo invierno, cuando la reducida capacidad de generación de energía de Ucrania podría dejar a muchos sin acceso a la calefacción y otros servicios necesarios para su supervivencia", argumentó la jefa de la misión.

Por otra parte, la HRMMU documentó casos de persecución en las zonas controladas por Ucrania por cargos de "colaboracionismo", si bien reseñó también los pasos dados por Gobierno para adoptar medidas para mejorar el cumplimiento del Derecho Internacional Humanitario, según un comunicado publicado por la misión.

Además, en el caso de los territorios ocupados, denunció que los residentes hacen frente a presiones por parte de las autoridades para obtener la ciudadanía rusa, que necesitan para acceder a servicios médicos y mantener sus derechos de propiedad, mientras que los familiares de los detenidos y los presos de guerra lamentaron la falta de información sobre su paradero.

Contador

Leer más acerca de: