El autor del tiroteo de Oregón era tímido, raro y seguidor del asesino de 2 periodistas

Publicado 03/10/2015 5:25:29CET

Oregón/California, EEUU, 3 Oct. (Reuters/EP) -

El hombre al que abatió la Policía el jueves después de haber matado a nueve personas en un campus universitario de Roseburg (Oregón) era un joven de 26 años, tímido, raro y que sentía fascinación con los tiroteos, según gente que le conocía y sus propias publicaciones en las redes sociales.

Chris Harper-Mercer vivía en Torrance, California, antes de trasladarse hasta Winchester, en el estado de Oregón, donde vivía en un apartamento con su madre, Laurel Harper, a sólo cuatro minutos en coche del campus de Umpqua.

En una publicación en un blog, utilizando un correo electrónico relacionado con Harper-Mercer, se podía leer un texto sobre la atención que otro autor de un tiroteo había recibido tras haber matado a dos periodistas de televisión en el estado de Virginia. "Un hombre al que nadie conocía ahora es conocido por todos. Su cara ha salido en todas las pantallas, su nombre es pronunciado por las bocas de cada persona del planeta, y todo en cuestión de un día", se puede leer.

"Parece que cuanta más gente mates, más estás en el centro de atención", añadía. Harper-Mercer estuvo en el Ejército durante un mes en 2008 antes de ser expulsado por no cumplir los requisitos administrativos, según datos militares.

Eileen Sandlin, residente del barrio de Tarzana, en Los Ángeles, donde vive el padre del autor del tiroteo, Ian Mercer, ha asegurado que Harper-Mercer "era un chico tranquilo". El marido de Sandlin había sido profesor de ciencias y matemáticas del joven cuando estaba en la escuela.

"Tengo un recuerdo algo espeluznante de él", ha asegurado, antes de añadir que Harper-Mercer parecía socialmente inepto, pero que no existía ningún indicio de que fuera a hacer lo que finalmente hizo y que nunca había sido fanático de la religión.

Varios familiares y víctimas explicaron a la CNN y a otros medios que el autor del tiroteo colocó en línea a varios estudiantes y les preguntó si eran cristianos. A los que respondieron que sí, les disparó en la cabeza.

"TENÍA RABIETAS"

En la fotografía de perfil que se ve en una cuenta de MySpace perteneciente a alguien llamado Chris Harper-Mercer se podía ver a un joven con la cabeza rapada, gafas oscuras y una expresión seria, portando un arma de gran cañón. En otras imágenes cargadas desde este perfil se podía ver a combatientes con pasamontañas y rifles del Ejército Republicano Irlandés (IRA), el grupo que llevó a cabo la lucha armada en Irlanda contra la soberanía británica.

Harper-Mercer nació en Reino Unido y llegó a Estados Unidos cuando era joven, según explicó su hermanastra, Carmen Nesnick, a la cadena CBS Los Angeles.

Una antigua vecina del joven, Reina Webb, de 19 años, ha asegurado que solía verle vistiendo ropa militar y actuando de forma extraña cerca del complejo donde vivía con su madre. "Era un solitario (...). Era un adulto, pero actuaba como un niño pequeño", ha explicado.

"Solía tener rabietas si no conseguía lo que quería", ha añadido. Su amigo Jason Lee, también de 19 años, ha afirmado que Harper-Mercer gritaba a veces a los niños.

"ERA TÍMIDO, AL PRINCIPIO"

En la red social de citas Spiritual Passions, un usuario ha colgado una imagen que parece ser la de Harper-Mercer bajo su nombre de usuario, 'Ironcross45', que también utilizaba en su correo electrónico. Se describía a sí mismo como un joven de 26 años, un "hombre mestizo en busca de una mujer".

Harper-Mercer también se definía como "no religioso, aunque espiritual", además de "abstemio" y un republicano conservador que vivía con sus padres. Asimismo, se caracterizaba como "tímido, al principio" y explicaba que se manejaba mejor "en grupos pequeños".

Este usuario había escrito una publicación sobre Vester Flanagan, el hombre que disparó a dos periodistas durante una emisión en vivo el pasado mes de agosto antes de suicidarse, definiendo la grabación del tiroteo como algo "bueno".

MIENTRAS, LA DESPEDIDA

El sheriff del condado de Douglas, John Hanlin, ha asegurado que han estado trabajando para notificar a los familiares la identidad de las víctimas antes de que se conocieran públicamente.

Larry Levine, profesora de Inglés, Lucero Alcaraz, estudiante de matrícula o Rebecka Carnes, una adolescente recién salida del instituto son tres de las nueve víctimas y de las primeras que han sido identificadas por familiares y amigos.

Las redes sociales se han llenado el viernes de despedidas a sus seres queridos. "Hermana, te echo de menos, te quiero y desearía poder verte entrar por la puerta en este momento" ha escrito en Facebook María Alcaraz, hermana mayor de Lucero. "Estoy llena de ira, de pena, de tristeza y de lástima de no haber tenido la oportunidad de verla o de evitar que esto haya sucedido".