La Autoridad Palestina dice que una invasión de Rafá sería "un gran error" y alerta de "peligrosas repercusiones"

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, durante el Foro Económico Mundial en la capital de Arabia Saudí, Riad (archivo)
El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, durante el Foro Económico Mundial en la capital de Arabia Saudí, Riad (archivo) - Europa Press/Contacto/Thaer Ganaim
Actualizado: martes, 14 mayo 2024 15:27

Sigue en directo las últimas noticias sobre la guerra en Gaza

El portavoz de Abbas recalca que los palestinos "no permitirán" una nueva 'Nakba' ni "una repetición de lo que pasó en 1948 y 1967"

MADRID, 14 May. (EUROPA PRESS) -

La Autoridad Palestina ha dicho este martes que una invasión a gran escala de la ciudad de Rafá, en la frontera entre la Franja de Gaza y Egipto, sería "un gran error" por parte de Israel y ha advertido de las "peligrosas repercusiones" de los ataques del Ejército israelí contra la ciudad, de la que han huido ya cerca de medio millón de palestinos.

El portavoz de la Presidencia palestina, Nabil abu Rudeina, ha señalado que Estados Unidos "es responsable de estas peligrosas repercusiones, que tendrán un impacto en la región y en el mundo en su conjunto, por su fracaso a la hora de intervenir para forzar al gobierno de ocupación a detener su invasión de Rafá".

"De no haber sido por el apoyo financiero y militar de la Administración estadounidense a Israel y de sus actos para evitar una condena en foros internacionales, (el Gobierno israelí) no se hubiera atrevido a continuar con el genocidio contra el pueblo palestino", ha sostenido.

Así, ha manifestado que el cierre de los pasos fronterizos por parte de Israel, especialmente tras la toma del control del lado palestino del cruce de Rafá, supone "un crimen de guerra" punible por el Derecho Internacional, según ha recogido la agencia palestina de noticias WAFA.

Abu Rudeina ha subrayado la necesidad de que Washington "actúe" y "no se limite a comunicados y condenas" con el objetivo de detener "inmediatamente" la ofensiva contra Gaza y permitir la entrada de ayuda humanitaria, antes de recalcar que los palestinos "no aceptarán" una nueva 'Nakba'.

"No aceptaremos una nueva catástrofe y no permitiremos una repetición de lo que pasó en 1948 y 1967", ha afirmado, al tiempo que ha abundado en que la región no logrará paz y seguridad sin "una solución justa" a la causa palestina, que pasa por reconocer el Estado de Palestina en las fronteras de 1967, con Jerusalén Este como capital.

El portavoz del presidente palestino, Mahmud Abbas, ha hecho así referencia a las fechas de la creación del Estado de Israel y la 'Nakba' en 1948 --un término árabe que significa "catástrofe" y que hace referencia a la huida de cerca de 700.000 personas de sus hogares --hacia Cisjordania, la Franja de Gaza y países de la región--, y a la Guerra de los Seis Días de 1967, que provocó una nueva oleada de desplazamiento tras la anexión de nuevos territorios, algo no reconocido por la comunidad internacional.

El Ejército de Israel ha incrementado durante las últimas semanas sus bombardeos contra Rafá y el 7 de mayo se hizo con el control del lado palestino del paso fronterizo, suspendiendo las operaciones humanitarias, lo que ha hecho aumentar la preocupación internacional por el ahondamiento de la crisis en el enclave.

La operación contra el paso fronterizo fue lanzada después de que Israel rechazara una propuesta de alto el fuego previamente aceptada por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) y en medio de las advertencias de Estados Unidos sobre una suspensión parcial de la entrega de armas si acomete una ofensiva a gran escala contra la ciudad, de la que ya han huido cerca de 450.000 palestinos, según la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA).

Contador

Leer más acerca de: