Actualizado 09/08/2007 01:15 CET

Barak condiciona la evacuación israelí de Cisjordania a un buen sistema de defensa antimisiles

JERUSALÉN, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, condicionó hoy toda retirada significativa de la presencia israelí en Cisjordania al desarrollo previo de una tecnología que neutralice los cohetes Qassam lanzados contra territorio israelí, ya que una evacuación israelí de Cisjordania implicaría que sus poblaciones más cercanas estén al alcance del radio de dichos proyectiles de fabricación casera.

Por este motivo, Barak se mostró partidario, informa el diario israelí 'Haaretz', de desarrollar y desplegar antes un sistema efectivo de defensa antimisiles antes de valorar una eventual evacuación de Cisjordania. Según expertos militares, dicho despliegue tecnológico podría necesitar un plazo de entre dos años y medio y siete años.

Por su parte, Shlomo Brom, investigador del Instituto de Estudios de Seguridad Nacional israelí y general retirado, reconoció, citado por la agencia AP, la dificultad de neutralizar los cohetes Qassam --que aguantan 20 segundos en suspensión hasta alcanzar un objetivo--. "Podrían hacer falta seis o siete años hasta que tal sistema esté completado", explicó Brom, suficiente, dijo, para que "la demanda de Barak sea problemática ya que podría posponer un acuerdo con los palestinos de forma indefinida".

MALESTAR DE BARAK

El titular de Defensa, sin incriminar a nadie, reconoció su descontento por la preparación de las Fuerzas Armadas israelíes que encontró al asumir su cartera, algo que puso de relieve el Comité Winograd, comisión parlamentaria encargada de valorar las decisiones adoptadas por la cúpula del Ejecutivo y del Ejército durante guerra que Israel y la milicia chií libanesa Hezbolá libraron el pasado verano.

"Nadie esperará cinco años para llevar a cabo ejercicios prácticos", aseguró Barak, para quien "cada comandante debe actuar como si el resultado de la guerra dependiera de sus acciones en exclusiva".

Tras entrevistarse Barak recientemente con oficiales del Ejército retirados que llevaron el peso de la investigación de los errores cometidos durante la Segunda Guerra en Líbano, el ministro de Defensa concluyó que el principal problema era la enorme diferencia entre un escenario de conflicto abierto y las actividades antiterroristas en los territorios, así como la falta de una "memoria institucional", ya que la última guerra real en la que se vio inmersa Israel data, dijo, de hace 24 años.

Asimismo, Barak determinó la necesidad de mejorar los sistemas de defensa antimisiles para contrarrestar el lanzamiento de cohetes Qassam. A su juicio, es necesario desarrollar un sistema multicapas, capaz de interceptar desde los misiles iraníes de largo alcance Shihab-3 hasta los de corto alcance como los Qassam, y que incorpore una versión mejorada del sistema antimisiles Arrow, diseñado para neutralizar misiles de largo recorrido, así como características del sistema "bóveda de hierro", diseñado por la empresa Rafael (la Autoridad para el Desarrollo de Armas) para interceptar misiles de corto recorrido y quizá también incorporar un sistema láser.

Para mejorar la seguridad en Israel, Barak ha propuesto al Ejecutivo crear dos divisiones adicionales reservistas que incorporen brigadas armadas sin la necesidad de adquirir más tanques, aunque éstos, subraya, deben estar protegidos de los misiles antitanque sofisticados en posesión de Irán y Siria, algo que Barak calcula supondrá un coste de 150.000 dólares para incorporar un armazón protector para cada tanque que cuesta 3 millones de dólares.

Lo más leído

  1. 1

    Se filtran fotografías del cuerpo sin vida de Maradona

  2. 2

    La Tierra viaja más rápido y está más cerca del centro de la galaxia

  3. 3

    Júpiter y Saturno sobrevivirán al Sol expandido pero no saldrán ilesos

  4. 4

    Se descubre la verdadera cara de Doña Ana, la matriarca de Cantora

  5. 5

    Ahsoka Tano revela el nombre real de Baby Yoda y su pasado en The Mandalorian