Actualizado 03/04/2007 21:37 CET

Beckett pide "precaución" en el contencioso con Irán después de que Blair anunciara 48 horas "críticas"

LONDRES, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Asuntos Exteriores británica, Margaret Beckett, apeló hoy a la "precaución" respecto a la posibilidad de conseguir una rápida resolución del contencioso con Irán por la captura de 15 marineros e infantes de marina británicos en aguas del norte del Golfo Pérsico, horas después de que el primer ministro, Tony Blair, tachara las próximas 48 horas de "críticas" para su resolución.

"Debemos ser precavidos en pensar que veremos una rápida solución", subrayó la jefa de la Diplomacia británica, citada por la cadena británica 'BBC', asegurando que "los esfuerzos diplomáticos prosiguen".

Asimismo, la titular de Exteriores incidió en el hecho de que Reino Unido todavía no ha logrado acceso consular al personal naval británico, que lleva retenido por las autoridades iraníes desde el pasado 23 de marzo cuando fueron capturados.

Previamente, Blair además de asegurar que las próximas 48 horas resultarían cruciales en las negociaciones para liberar a sus nacionales, advirtió de que el Ejecutivo de Londres "adoptaría una postura incrementalmente más firme" si la acción diplomática resultaba infructífera.

No obstante, Beckett puntualizó que el 'premier' no aludía al impulso de una acción militar contra Irán. "No buscamos la confrontación", aseguró, y reiteró que Reino Unido busca "resolverlo (el contencioso con Irán) mediante canales diplomáticos".