Bergdahl abandonó su puesto en Afganistán para denunciar a sus superiores

Publicado 28/03/2015 18:21:35CET

MADRID, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

El sargento estadounidense Bowe Bergdahl, secuestrado por los talibán de Afganistán entre 2009 y 2014, abandonó su unidad momentos antes de ser secuestrado para denunciar una falta de liderazgo de sus superiores, según han revelado a la cadena CNN unas fuentes cercanas a la investigación del Ejército norteamericano.

Durante su estancia en el este de Afganistán en julio de 2009, Bergdahl decidió abandonar momentáneamente su puesto para ir a la base estadounidense más cercana y denunciar "problemas de orden y disciplina" en su unidad, ha revelado un alto cargo de la Defensa norteamericana.

Estos datos forman parte del informe presentado al general Mark Milley, que esta semana ha decidido acusar formalmente a Bergdahl de deserción y mal comportamiento en una operación ante el enemigo. La defensa de Bergdahl se basará en la intención del acusado de denunciar una mala gestión de su unidad.

Las fuentes han confirmado los datos explicados en el informe. "Se trataba de un chaval que tenía en su cabeza serias preocupaciones acerca del liderazgo", ha explicado una de las fuentes citadas por la CNN. "No puedo decirte si estas preocupaciones eran válidas, pero al menos en su cabeza sí que lo eran", ha afirmado. "No estaba harto ni tenía pensado desertar", ha asegurado.

El caso de Bergdahl ha sacudido la opinión pública de Estados Unidos. Fue secuestrado por los talibán cuando intentaba denunciar a sus superiores de camino a una base norteamericana del este de Afganistán. Tras casi cinco años de cautiverio en Pakistán, el Ejército estadounidense abrió una investigación para averiguar por qué Bergdahl abandonó su puesto.

Para leer más