Actualizado 27/06/2007 22:46 CET

Birmania.- La enviada de la ONU se reúne con el primer ministro birmano para hablar sobre el uso de niños soldado

RANGÚN, (EP/AP)

La enviada especial de la ONU para Birmania, Radhika Coomaraswamy, se reunió hoy con el primer ministro, el teniente general Thein Sein, para hablar sobre el tema del uso de niños soldado en el país.

Thein Sein es también presidente del Comité para la Prevención del Reclutamiento de Menores para el Servicio Militar. La reunión tuvo lugar en Naypyidaw, la capital nueva del país, a 400 kilómetros al norte de Rangún y no se proporcionaron detalles de las conversaciones inmediatamente.

Coomaraswamy llegó a Birmania el lunes para establecer un programa de seguimiento del uso de niños soldado, acatando una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, que establece el estudio y mecanismos de información sobre violaciones cometidas contra niños. La ONU incluye a Birmania entre los países que usan niños soldado.

Grupos pro Derechos Humanos han criticado durante años a la Junta Militar y a los grupos de la oposición por haber reclutado un gran número de niños soldado, algunos desde los 11 años de edad.

Actualmente sólo la Unión Nacional de Karen (UNK) está luchando contra el Gobierno de Yangón a través de su brazo armado, el Ejército de Liberación Nacional de Karen.

Tanto el Gobierno de Birmania como la UNK han negado las acusaciones. Birmania también ha sido criticada por la comunidad internacional por la violación de Derechos Humanos con ejecuciones, torturas y trabajos forzados. Estados Unidos y Europa han impuesto duras sanciones políticas y económicas al régimen militar del país por su poca defensa de los Derechos Humanos y el fracaso en transferir el poder a un Gobierno electo democráticamente.

Human Rights Watch publicó un informe extenso en 2002, en el que estimó que unos 70.000 soldados, de los 350.000 del Ejército, eran menores de 18 años.