Actualizado 11/12/2007 02:52 CET

Birmania.- Laura Bush insta a la Junta Militar birmana a que acepten la transición democrática o se queden a un lado

WASHINGTON, 11 Dic. (EP/AP) -

Laura Bush aprovechó el lunes, Día Internacional de los Derechos Humanos, para llamar la atención al Gobierno de Birmania e instó a la Junta Militar a quedarse de lado si no está dispuesta a ayudar en la transición democrática de la nación del sureste asiático.

La primera dama americana se comunicó por videoconferencia con la doctora Cynthia Maung, fundadora de la clínica médica situada en la frontera de Tailandia y Birmania, y con Ralph Boyce, embajador estadounidense en Bangkok. Laura Bush aseguró que a la gente de Birmania "se les niegan casi todos los derechos" reconocidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948. Además, añadió que "durante unos veinte años, el régimen militar de Birmania ha aplastado la disensión pacífica y ha encarcelado a millares de presos políticos".

"El presidente Bush y yo pedimos a todas las naciones, especialmente a las vecinas de Birmania, a que usen su influencia para ayudar en la transición democrática", declaró la primera dama. Laura Bush recordó además que el líder de la Junta, el general Than Shwe, "ha ofrecido únicamente gestos simbólicos de reconciliación".

"Si él y sus generales son serios, darán a (la líder pro democracia) Aung San Suu Kyi acceso ilimitado a los diplomáticos y a otros miembros de la oposición birmana", comentó la señora Bush. "Tanto ella como otros líderes políticos deben ser inmediata e incondicionalmente liberados para que puedan pensar una estrategia para la transición pacífica hacia la democracia de Birmania", pidió.

"Los miembros de la Junta han prometido poner en marcha un diálogo serio con los representantes democráticos de la población birmana. Si Than Shwe y los generales no pueden cumplir estos requerimientos básicos, entonces será el momento de que se queden a un lado y dejen libre el camino para una Birmania libre y democrática", afirmó Laura Bush.