Birmania liberará a los periodistas de una televisión turca detenidos por grabar con dron

Actualizado 26/12/2017 15:13:46 CET

RANGÚN, 26 Dic. (Reuters/EP) -

La Policía de Birmania ha asegurado este martes que retirará los cargos contra dos periodistas de una cadena de televisión pública turca, su intérprete y su conductor, que llevan encarcelados desde noviembre por violar la legislación aeronáutica al grabar imágenes con un dron sin permiso.

El cámara Lau Hon Meng, de Singapur, el reportero Mok Choy Lin, de Malasia, Aung Naing Soe, un periodista local que hacía de intérprete, y el conductor Hla Tin fueron detenidos por la Policía birmana el 27 de octubre cerca de la sede del Parlamento, en la capital birmania, Naipyidó.

Los arrestados están cumpliendo una pena de prisión de dos meses en aplicación de la legislación aeronáutica que data de la época colonial aunque también afrontan cargos por importar el dron a Birmania. Además, dos de los acusados extranjeros han sido imputados por un delito migratorio.

El teniente de la Policía Tun Tun Win y un agente de Inmigración, los dos denunciantes en el caso, han comparecido este martes ante un tribunal de Naipyidó y han pedido al juez que retire los cargos. Tun Tun Win ha contado a Reuters que varios mandos superiores habían ordenado que se archivara el caso porque la actuación de los acusados con el dron no puso en riesgo la seguridad nacional.

Además, según ha contado, la decisión de archivar el caso tiene como objetivo "mejorar las relaciones entre los países", en referencia a los países de los que son los trabajadores arrestados, Singapur y Malasia. Khin Maung Zaw, abogado defensor de los detenidos, ha explicado que un agente de la autoridad trasladará al tribunal este jueves en otra vista que se retiran los cargos.

"Las más altas autoridades han dado instrucciones de poner fin al proceso con buena intención, aunque el proceso solo puede finalizarse ese día", ha dicho el abogado, en referencia a la vista de este jueves. El letrado ha señalado que los cuatro encarcelados tienen que cumplir condena hasta el 9 de enero pero que podrían salir en libertad antes por buen comportamiento.

Este caso ha hecho aumentar la preocupación por la situación de la libertad de prensa en Birmania, un país gobernado desde 2016 por un ejecutivo civil liderado por la premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi pero en el que las Fuerzas Armadas todavía tienen mucho peso en determinadas áreas, incluida la de la seguridad.

El 12 de diciembre, dos periodistas de la agencia de noticias Reuters fueron detenidos cuando iban a reunirse con varios policías en las afueras de la mayor ciudad del país, Rangún. Wa Lone, de 31 años, y Kyaw Soe Oo, de 27, han cubierto la crisis en el estado de Rajine, situado en el oeste de Birmania y del que han huido unos 655.000 rohingya desde que se desató la última ola de violencia en agosto.

Los dos periodistas están siendo investigados en aplicación de una la Ley de Secretos Oficiales, una norma de la época colonial, y no han tenido acceso a sus abogados ni han podido contactar con sus familias ni con Reuters en las últimas dos semanas.