Blair no emprenderá "una caza de brujas" contra quienes permitieron a los marinos vender su historia a medios

Actualizado 13/04/2007 20:27:05 CET

LONDRES, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

La oficina del primer ministro británico, Tony Blair, aseguró hoy que el 'premier' no tiene intención de emprender una "caza de brujas" contra quienes permitieron a los marinos británicos vender su historia 'en cautiverio' en Irán a los medios de comunicación, tras recibir la autorización tanto de los altos cargos de la Marina como del ministro de Defensa, Des Browne.

El anuncio, recoge la cadena británica 'BBC', se produce después de que más de 3.000 personas hayan firmado una petición para "identificar y despedir" a toda persona que autorizó dicha venta a los medios.

Sin embargo en un comunicado, el número 10 de Downing Street recordó la creencia de Blair de que tales decisiones se adoptaron de forma "honorable y en circunstancias difíciles", por lo que, no tiene ninguna intención de emprender la susodicha "caza de brujas".

"El primer ministro ya ha dejado claro que reconoce que la Marina intentaba gestionar una situación completamente excepcional", reza el comunicado de la oficina de Blair, incidiendo en que éste "no tiene intención de emprender una caza de brujas contra las personas que actuaron de forma honorable y con buena fe en circunstancias muy difíciles", al autorizar cobrar a los marineros por contar su experiencia a los medios.