Un bloque parlamentario árabe suní se retira de las conversaciones para formar Gobierno en Irak

Publicado 24/10/2018 16:58:46CET

MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El bloque parlamentario árabe suní Qarar (Decisión) ha anunciado este miércoles que se retira de las conversaciones para la formación del nuevo Gobierno de Irak citando "la falta de consultas y la ausencia de una visión común" en el proceso.

El bloque, parte de la Alianza para la Reforma y la Reconstrucción y liderado por el expresidente del Parlamento Osama al Nujaifi, ha manifestado que, de esta forma, pasará a formar parte de la oposición, según ha recogido la cadena de televisión iraquí Al Sumaria.

El propio Al Nujaifi ha manifestado que el bloque --que obtuvo catorce escaños en las elecciones celebradas en mayo-- se ha retirado porque varios ministerios han sido entregados a "un bloque" en representación de los árabes suníes.

Pese a que no ha detallado a qué bloque se refería, parece apuntar al otro gran bloque parlamentario suní, encabezado por el actual presidente del Parlamento, Mohamed al Halbusi, tal y como ha recogido la agencia británica de noticias Reuters.

El primer ministro designado de Irak, Adel Abdul Mahdi, anunció el 17 de octubre que esta semana presentaría al Parlamento la composición de su Gobierno para su aprobación, si bien no dio una fecha concreta.

La oficina de Abdul Mahdi se limitó a señalar en un comunicado que el primer ministro designado "inició los contactos con la Presidencia, el Parlamento y los líderes de los bloques parlamentarios para elegir un día adecuado, que será anunciado más adelante".

Abdul Mahdi anunció a principios de octubre la creación de una página web (https://iraqcabinet2018.com/) en la que todos los ciudadanos iraquíes que cumplan los requisitos fundamentales pudieron presentar sus credenciales para ser incluidos en el nuevo Gobierno.

TIENE 30 DÍAS PARA FORMAR GOBIERNO

Abdul Mahdi fue nombrado como primer ministro designado el 2 de octubre, apenas dos horas después de que el Parlamento eligiera a Barham Salí como nuevo presidente del país.

Según la Constitución del país asiático, Abdul Mahdi cuenta con 30 días desde su nombramiento para formar un Ejecutivo y presentarlo al Parlamento para su aprobación, en medio de las diferencias en el Parlamento entre las principales coaliciones, lo que ha aplazado la formación de Gobierno desde la celebración de elecciones generales en mayo.

El influyente clérigo chií iraquí Muqtada al Sadr, cuya coalición se hizo con la victoria en las parlamentarias, reclamó el 4 de octubre a los miembros de su bloque parlamentario que no acepten cargos en ministerios en el nuevo Gobierno y dio un año de margen al nuevo Ejecutivo para aplicar reformas.

"Hemos ordenado que este Gobierno sea creado sin presiones partidistas, sectarias o étnicas mientras se preserva el bello mosaico iraquí", dijo, antes de resaltar que para ello ha pedido a su bloque parlamentario que no sea parte del mismo.

En este sentido, manifestó que dará "un año" de margen al nuevo primer ministro para demostrar que es capaz de sacar adelante una agenda de reforma y mejorar la situación socioeconómica en el país.