Bolivia.- Residentes bolivianos en Europa declarar 'persona non grata' al prefecto de Cochabamba, Manfred Reyes

Actualizado 05/02/2007 22:29:17 CET

LA PAZ, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de bolivianos residentes en Europa, declaró hoy con el apoyo de cerca de 60 organizaciones pacíficas y democráticas belgas, 'persona non grata' al prefecto de Cochabamba, Manfred Reyes Villa.

Reyes acudió este fin de semana a la capital belga donde acusó de autoritario al Gobierno de Evo Morales. El consejo Pro Bolivia-Europa envió hoy una carta a la agencia boliviana de noticias (ABI) en la que protestaron "contra la gira del prefecto de Cochabamba, también a Bruselas (Bélgica), cuya única finalidad es su inútil intento de desprestigiar al digno Gobierno boliviano encabezado por el presidente Evo Morales Ayma".

La misiva defendió asimismo la gestión del presidente boliviano, Evo Morales ya que según estos en un año de gestión "hizo desaparecer el déficit fiscal con superávit positivo, duplicó las reservas, negoció mejores precios para el gas y otros resultados socio-económicos que benefician al pueblo boliviano".

La carta denuncia a Reyes Villa como un "aliado de la oligarquía boliviana, las multinacionales y sus medios de comunicación tratan de anular la nacionalización, lucha contra la corrupción y la Asamblea Constituyente".

El grupo dijo lo declaraban a Reyes 'persona non grata' por diez motivos entre los que destacan acusaciones de participar en la Escuela de las Américas que Estados Unidos financiaba en Panamá, de participar en el "narco-Gobierno" de Luis García de Meza, de desencadenar la llamada 'Guerra del Agua' por la privatización de este recurso en el Gobierno de Hugo Banzer Suárez; de dejar una deuda de más de 40 millones de dólares (30,94 millones de euros) tras su paso por la alcaldía de Cochabamba así como de aumentar su patrimonio con numerosos bienes inmobiliarios en esa ciudad y en Estados Unidos.

Entre otras de las acusaciones en las que fundamentan su decisión de declararle 'persona non grata' figuran "el compromiso de responsabilidad y cambio" con Sánchez de Lozada en agosto de 2003. Durante ese Gobierno fueron muertos más de cien bolivianos.

Otra de las más duras acusaciones que le imputan es que tras ganar las elecciones departamentales de Cochabamba en diciembre de 2005, "en 11 meses de Gobierno está en duda la utilización de cerca de 312.500 dólares (241.774 euros) en campaña publicitaria".

La novena de las explicaciones en que se basan es que, según estos, el prefecto (gobernador) dio órdenes a la Policía de ese departamento para que desalojaran con violencia la plaza 14 de septiembre de los campesinos y otras organizaciones afiliadas a la Central Obrera Departamental (COD) que se manifestaban de forma pacífica para pedir su renuncia. Esto provocó que las organizaciones sociales respondieran quemando la sede de la Prefectura.

En el último punto del decálogo, también le hacen responsable del enfrentamiento que se produjo el pasado 11 de enero entre campesinos y residentes de los barrios más adinerados de Cochabamba.

"Existen testigos y filmaciones cuando los adictos alá cuestionado prefecto repartieron bates de béisbol, cadenas y otros objetos contundentes con la participación activa de los paramilitares de la Unión Juvenil de Santa Cruz, resultado dos muertos y más de 300 heridos, casi todos campesinos y pobladores desarmados".

Finalmente advierten en su declaración que Reyes "no contribuye a una solución pacífica del conflicto y que por el contrario está tratando de crear "las condiciones para un enfrentamiento a escala nacional".

"Los bolivianos hoy en día están ocupados en la tarea de superar las inundaciones, sequías y heladas. Miles de familias han quedado sin techos, sin cosecha, sin productos, y en verdad no necesitan predicadores de guerra fraticida", afirman.

Además indicaron que también enviarán la carta "con las firmas de los más de 60 organizaciones de Bélgica" al presidente de la Unión Europea, Javier Solana, y "respectiva comisión del Parlamento Europeo".