Publicado 27/06/2018 13:48CET

Los bombardeos del régimen dejan fuera de servicio tres hospitales en el suroeste de Siria

BEIRUT, 27 Jun. (Reuters/EP) -

Los bombardeos por parte de fuerzas progubernamentales sirias en la provincia de Deraa, en el suroeste de Siria, han dejado tres hospitales fuera de servicio en las últimas horas, según ha denunciado el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos y una organización médica.

Los centros atacados están situados en las localidades de Saida, Al Jeeza y Al Musayfra, cerca de la frontera con Jordania y al este de la capital provincial, la ciudad de Deraa. El Gobierno sirio mantiene desde hace días una ofensiva para tratar de arrebatar terreno a las fuerzas rebeldes.

En anteriores ocasiones, el Gobierno sirio ha negado que haya atacado instalaciones médicas durante la guerra. Naciones Unidas ha advertido de que la ofensiva de las fuerzas del régimen sirio, apoyadas por las fuerzas militares rusas, ha provocado que hasta 50.000 personas hayan huido hacia la frontera con Jordania.

Jordania, que ya acoge a unos 650.000 refugiados sirios, ha avisado de que no abrirá la frontera. El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos ha afirmado que la ofensiva del régimen ha matado a unos 47 civiles desde que comenzó el 19 de junio.

Por su parte, la cadena de televisión estatal siria Al Ijbariya ha señalado que el suministro de electricidad en la ciudad de Deraa, cuyo control se disputan los rebeldes y el régimen, está cortado porque los sublevados han atacado el servicio en Al Musayfra, situada a unos 20 kilómetros al este.

Por su parte, el director del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, Rami Abdulrahman, ha contado que cinco hospitales han sido atacados en el marco de la ofensiva del Gobierno. Por su parte, Ahmad al Dbis, director de seguridad de UOSSM, una organización médica que trabaja en las zonas controladas por los rebeldes en Siria, ha asegurado que los bombardeos del régimen han provocado "daños materiales" en tres hospitales.

"Además, un centro de defensa civil en Al Musayfra ha sido atacado y ha resultado dañado", ha señalado Al Dbis, asentado en el norte de Siria. El alcance de la ofensiva del Gobierno se ha ampliado hasta la localidad de Saida, controlada por los rebeldes. Los activistas han dicho que los aviones militares que están atacando son rusos.

Para leer más