841799.1.260.149.20240212092659
Vídeo de la noticia
El Alto Representante de la Unión Europea (UE) para Política Exterior y Seguridad Común, Josep Borrell (archivo) - Europa Press/Contacto/Dominika Zarzycka
Actualizado: lunes, 12 febrero 2024 15:45

Sigue en directo las últimas noticias sobre la guerra en Gaza

BRUSELAS, 12 (EUROPA PRESS)

El Alto Representante de la Unión Europea para Política Exterior, Josep Borrell, ha señalado este lunes que las operaciones de Israel en el sur de Gaza son "excesivas" y "desproporcionadas" y ponen en riesgo la situación humanitaria de millones de palestinos, apuntando a que Estados Unidos imponga un embargo de armas a Israel para bajar el número de muertos en la Franja tras señalar que hay que "hacer algo más que solo expresar preocupación".

En declaraciones desde Bruselas, donde participa en una reunión de ministros de Cooperación que contará con la intervención del comisionado general de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA), Philippe Lazzarini, el jefe de la diplomacia europea ha puesto el foco sobre la situación en Rafá, escenario de las últimas operaciones militares de Israel que ponen en jaque los suministros a la Franja y avecinan un deterioro de la grave situación humanitaria.

"Mi pregunta es: aparte de palabras, ¿qué más creemos que debemos hacer? La UE piensa que el balance de muertos es demasiado alto, ¿hay alguna posibilidad de reducirlo? La UE no manda armas a Israel, otros lo hacen. Si piensas que el balance de muertos es muy alto, quizás puedes hacer algo para bajarlo", ha asegurado, en referencia a las preocupaciones expresadas por Washington.

La operación militar israelí en Rafá ha hecho saltar las alarmas de la comunidad internacional, incluyendo el principal aliado de Israel, Estados Unidos, cuyo presidente, Joe Biden, advirtió de que Israel no debería atacar la región en el extremo sur de Gaza sin un "plan creíble" que garantice la seguridad de los civiles en la que fue designada como "zona segura" por las Fuerzas Armadas israelíes al inicio de la ofensiva contra la Franja.

En este sentido, el Alto Representante ha insistido en que hay que seguir manteniendo la presión contra Israel para que cese las operaciones en el sur de la Franja, que también generan tensión con Egipto. En este sentido, ha advertido del grave desastre humanitario que se puede desatar en la zona de Rafá, punto de llegada de cientos de miles de desplazados palestinos desde el inicio de la guerra entre Israel y Hamás hace ahora más de cuatro meses. "La gente en Gaza está encerrada, están siendo bombardeados sin posibilidad de escapar", ha señalado.

PAPEL INSUSTITUIBLE DE LA UNRWA

Respecto a la situación de la UNRWA, en el ojo del huracán tras las acusaciones por parte de Israel de que una decena de sus trabajadores estuvo implicado en los ataques de Hamás del pasado 7 de octubre, Borrell ha defendido el papel que ejerce la agencia insistiendo en que realiza un trabajo "insustituible".

"Una cosa clara para mi es que la UNRWA hace un trabajo que nadie puede realizar. No solo en Cisjordania sino también en Líbano, Siria, Jordania. No es un secreto que el Gobierno israelí quiere quitarse de en medio a la UNRWA porque así se puede quitar el problema de los refugiados", ha asegurado, subrayando que hay que esperar a la investigación interna y mientras "la gente tiene que continuar comiendo y recibiendo atención médica", en referencia a mantener los fondos a la agencia.

La UE seguirá financiado a la UNRWA, mientras que España ha anunciado fondos extra para hacer frente a la situación financiera después de que una quincena de países, entre ellos Alemania, Reino Unido, Alemania o Países Bajos anunciaran que congelaban nuevas partidas al organismo a la luz de las acusaciones de Israel.

Según la secretaria de Estado de Cooperación de España, Eva Granados, la UNRWA ha reaccionado "rápido y bien" ante las acusaciones graves que pesan contra parte de su personal. Así, ha defendido la partida extraordinaria de 3,5 millones y recalcar que los países de la UE deben tener claras su responsabilidades como donantes ante la situación que atraviesa la agencia y de la crisis "insoportable" en Gaza.

Su colega alemán, Jochen Flasbarth, ha reiterado que la situación "compleja" que se vive en Oriente Próximo, asegurando que las respuestas "blancas o negras" son "erróneas" en este contexto. Así ha argumentado que Berlín ha pausado nuevos compromisos con la UNRWA mientras se lleva a cabo la investigación interna pero siguen los pagos previstos.

La ministra belga de Cooperación al Desarrollo, Caroline Gennez, ha pedido el fin de las hostilidades en la Franja y redoblar la ayuda humanitaria a la zona. "La situación es clara, la situación humanitaria es inédita y es importante que llegue la ayuda", ha apuntado, recordando el fallo de la Corte Internacional de Justicia que pide prevenir genocidio.

Sobre la polémica que rodea a la UNRWA, Gennez ha recordado el caso de la sede de la agencia de cooperación belga bombardeada en Gaza para reclamar transparencia e información a Israel y también a UNRWA respecto a las "graves" acusaciones que pesan contra la agencia. "Creemos en el sistema internacional, necesitamos transparencia y auditores", ha señalado.

De lado de Hungría, el secretario de Estado de Exteriores, Tristan Azbej, ha subrayado la importancia de tener encuentros como el de este lunes con el responsable de la UNRWA y ha abogado por que la decisión sobre los fondos de la UE a la agencia se decida tras conocer el resultado de las investigaciones y tener intercambios con los dirigentes de la agencia.

Contador