Brasil.- Una ONG denuncia que la Policía Militar apoya a los paramilitares en los ataques a favelas

Actualizado 05/01/2007 13:36:58 CET

SAO PAULO, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

La organización brasileña Observatorio de las Favelas ha recibido denuncias que aseguran que las milicias formadas por policías y ex policías que están actuando en las favelas de Rio de Janeiro cuentan con el apoyo de policías militares cuando invaden las comunidades para expulsar traficantes, informó el diario 'O Folha'.

Según las informaciones con las que cuenta la ONG, antes de los ataques, los policías efectúan una operación en la zona, utilizando automóviles del cuerpo, vehículos blindados e incluso helicópteros, para preparar el territorio a la posterior 'invasión' de las milicias.

El coordinador de la ONG Jaílson de Souza relató que los agentes intercambian disparos con los traficantes asentados en las favelas y, posteriormente, entran los grupos paramilitares y expulsan a los criminales.

La organización ha recibido acusaciónes de que estos grupos aplican la misma violencia sobre los que no aceptan pagar por servicios como seguridad, televisión por cable o circulación de vehículos que los narcotraficantes. El Observatorio de Favelas es una de las entidades con mayor presencia en las comunidades carentes de Rio de Janeiro, donde lleva a cabo proyectos sociales con jóvenes de las favelas.

En declaraciones al diario 'O Folha', Souza aseguró haber recibido información de que la ayuda de la Policía militar se ha producido por lo menos en tres favelas invadidas por milicias paramilitares desde noviembre.

Además, asegura que la Policía Militar también intervino el pasado viernes, cuando un grupo de milicianos atacó la favela Ciudad de Dios, en Jacarepaguá, en el oeste de la ciudad. Para impedir la entrada de la milicia, los traficantes colocaran barricadas en una avenida, quemando basura y muebles, que fueron desmontadas por policía militares, lo que permitió la entrada de los milicianos.

Mientras, el presidente de una asociación de policías militares, Jorge Lobao, declaró al rotativo brasileñó que también ha recibido denuncias referente a ayudas de policías a milicias, pero no precisó en qué área.

Preguntado por estas informaciones, el alcalde de Rio, Cesar Maia, que ha estado denunciando la actuación de las milicias, afirmó que los policías militares se congratulan cuando estos grupos toman una favela. "El tráfico de drogas mata a los policías. Cuando hay una entrada de paramilitares en comunidades donde existe un batallón de la Policía Militar al lado, es natural que sea una buena noticia para los policías que no extorsionan a los fabricantes", explicó.

Asimismo, señala 'O Folha', además de contar con el presunto apoyo de los policías de los batallones de la zona, los grupos invasores también "invitan" a policías de otras unidades para ayudar en los ataques. Según un policía, no reciben nada de dinero por este servicio, pero después de que la zona es dominada, son invitados a integrar el equipo de seguridad y reciben hata 100 reales (35 euros) por día de trabajo.

Antes de invadir la favela en cuestión, explica el periódico, los milicianos hacen contactos con habitantes de la barriada e integrantes de los grupos de traficantes de bajo rango, para que les den información, a cambio de la promesa de mantenerlos en las comunidades después de la invasión, siempre que no cometan crímenes.

VERSIÓN DE LA POLICÍA

Por su parte, el mando de la Policía Militar de Rio aseguró que están investigando estas milicias y que el mes pasado detuvieron a varios agentes presuntamente implicados con estos grupos.

Asimismo, sostiene que las denuncias que hablan de ayuda oficial a las milicias no son verdad, ya que el uso de vehículos blindados y helicópteros está muy controlado.