Publicado 25/02/2019 22:53CET

Brasil rechaza que EEUU utilice su territorio para invadir Venezuela

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro
REUTERS / HANDOUT .

MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de Brasil, el exgeneral Hamilton Mouro, ha subrayado que su país no baraja la apertura de su frontera con Venezuela para la entrada de fuerzas militares estadounidenses y ha argumentado que la salida a la actual crisis pasa por el exilio del presidente venezolano, Nicolás Maduro, y sus aliados más próximos.

"No consideramos en ninguna hipótesis" facilitar el acceso militar de Estados Unidos por la frontera brasileña, ha apuntado Mouro desde Bogotá. "No se puede hacer eso. La mayoría del Gobierno brasileño está en contra", ha añadido en declaraciones a Globonews tras la reunión del Grupo de Lima en la capital colombiana.

"Queremos una solución pacífica para Venezuela. Tenemos que buscar un camino para que (Maduro) salga del país, se lleve a su banda y a aquellas personas que están más próximas para que el país inicie una reconstrucción", ha argumentado.

Además, Mouro ha criticado la interferencia de "actores extraños" a la región en referencia a Rusia, afín a Maduro, y ha apuntado que "sería muy ruín volver a traer un clima de guerra fría".

Igualmente ha calificado de "grave" que Maduro disponga de material militar sofisticado. "Más grave que las adquisiciones es atraer actores extraños a la región que pueden aprovechar un eventual conflicto interno en el país para mover piezas en el tablero de su confrontación mundial con el occidente", ha señalado.

Además, Mouro ha asegurado que Maduro tiene funcionarios involucrados en crímenes internacionales. "El régimen militarista y usurpador es una amenaza que debe ser conjurada por la comunidad internacional", ha agregado. Por otra parte, ha afirmado que los únicos países que apoyan a Maduro son naciones dictatoriales y que violan los Derechos Humanos.

Durante la cita Mouro defendió la convocatoria de nuevas elecciones y descartó la posibilidad de una intervención militar. El objetivo es "restaurar la convivencia democrática sin ninguna medida extrema que ofenda la soberanía nacional".