Bruselas da un ultimátum a Polonia para que dé marcha atrás en la reforma del Tribunal Supremo

Banderas de Polonia y la Unión Europea
REUTERS / AGENCJA GAZETA
Publicado 14/08/2018 14:11:53CET

La Comisión Europea considera que es "incompatible" con la legislación de la UE y pone en riesgo el Estado de derecho

BRUSELAS 14 (EUROPA PRESS)

La Comisión Europea ha dado este martes un ultimátum a Polonia para que dé marcha atrás en su reforma judicial, en concreto en la Ley del Tribunal Supremo, en lo que supone un nuevo paso en el procedimiento de infracción contra este país impulsado por el Ejecutivo comunitario el pasado diciembre y que en el futuro podría privar a Varsovia de su derecho a voto en el Consejo Europeo.

En un dictamen motivado enviado a las autoridades polacas, Bruselas reitera que la Ley polaca del Tribunal Supremo es "incompatible con la legislación de la UE dado que socava el principio de la independencia del poder judicial, incluida la inamovilidad de los jueces", por lo que da un mes a Varsovia para que adopte "las medidas necesarias para cumplir con este dictamen motivado".

Si el Gobierno polaco no toma las medidas adecuadas, la Comisión puede decidir llevar el asunto ante el Tribunal de Justicia de la UE (TUE). El pasado 2 de julio Bruselas envió una carta de emplazamiento a Varsovia y ahora argumenta que la respuesta de las autoridades polacas "no disipa las preocupaciones jurídicas de la Comisión" por lo que ésta ha decidido pasar a la siguiente fase del procedimiento de infracción.

La nueva Ley polaca del Tribunal Supremo reduce la edad de jubilación de los jueces de dicha corte de 70 a 65 años, lo que sitúa a 27 de los 72 magistrados en ejercicio en riesgo de verse obligados a jubilarse. Si bien se ofrece a los jueces afectados por la reducción de la edad de jubilación la posibilidad de solicitar una prórroga de su mandato al presidente de la República, la decisión de éste es arbitraria.

Asimismo, tras la reforma de 8 de diciembre de 2017, el Consejo Nacional del Poder Judicial está integrado ahora por jueces-miembros designados por el Parlamento polaco, lo que infringe las normas europeas sobre independencia del poder judicial.

La Comisión Europea ya llevó a Polonia ante el TUE en diciembre del pasado año en relación con la Ley sobre los Tribunales Ordinarios en ese país, una decisión también motivada por sus disposiciones en materia de jubilación y su repercusión en la independencia del poder judicial.

La propuesta por parte de la Comisión de activar por primera vez en la historia el artículo 7 de los Tratados europeos podría culminar en que los gobiernos de la UE "constaten la existencia de un riesgo claro de violación grave del Estado de derecho por parte de un Estado miembro" y retiren el derecho a voto de Polonia en el Consejo Europeo, si en la votación existe una mayoría de cuatro quintos.